Abejas sin Aguijón, riqueza animal de origen americano



Un producto casi desconocido en los mercados nacionales e internacionales es la miel de Abejas sin aguijón (Abeja Melipona).

Hay alrededor de 30,000 especies de abejas (Apidae) en el mundo. Solo un pequeño grupo de estas son abejas sociales y la diversidad más alta de especies de abejas sociales se encuentra en América: Abejas sin Aguijón (subfamilia: Meliponini). Estas abejas deben su nombre al hecho de que su aguijón se degeneró en el transcurso de la evolución (no pueden picar). Son el único grupo de abejas nativo de América que posee comportamiento altamente social, colonias numerosas y perennes que se reproducen por medio de enjambres y que cuentan con diferenciación de castas (reina, obreras y zánganos) y una comunicación altamente desarrollada entre los miembros de la colonia

Hasta este momento conocemos alrededor de 500 especies de Abejas sin Aguijón, de las cuales 450 especies se encuentran en América tropical, distribuidas desde Mexico hasta el norte de Argentina. En El Salvador por lo menos 22 especies de Abejas sin Aguijón han sido reportadas.

Hay mucha diversidad en las especies de Abejas sin Aguijón, las que varían en tamaño, forma, color y producción de miel. Hay de solo 2mm de largo a casi 2cm; hay que producen sólo 0.25 litros de miel y los que producen más de 10 litros de miel por colmena por año.

En forma silvestre, los nidos se encuentran por lo general en cavidades en árboles, en cavidades de la tierra o como nidos expuestos. Las colmenas rústicas de Abejas sin Aguijón están localizadas en troncos o tubos de cemento colgadas al lado de la casa del meliponicultor (criador de abejas meliponas o sin aguijón). La estructura del nido es distinto a la de la Apis mellifera. Los panales de cría son horizontales, puesto uno encima del otro y separados por pilares de cera. Las abejas almacenan el polen y la miel en potes de cera alrededor de los panales de cría. El nido es protegido por una capa de bátumen, una mezcla de resina, lodo y cera, que se endurece y lo protege de influencias del exterior.

La extracción de la miel difiere de la que se da en la apicultura. Como en la meliponicultura las abejas acopian la miel en ánforas, éstas han de ser obligatoriamente rotas o trituradas para extraer el producto. La práctica está muy extendida en los países tropicales, especialmente en Centroamérica y Brasil, donde los aborígenes las cultivaron por miles de años (Mayas y Nahuas). Meliponarios de cientos de colonias de la especie Melipona beecheii suministraron miel y cera para su exportación a Europa durante varios siglos.

La meliponicultura no sólo es interesante para la producción de miel o cera. Estas abejas tienen potencial como polinizadores naturales entre otros muchos aspectos.

Entre las ventajas de la Meniponicultura están: el bajo costo de implementación, mantenimiento, equipos e insumos. El pie de cría inicial se obtiene directamente del medio y, posteriormente, multiplicarse en cautiverio; se requieren pocas herramientas de manejo y pueden utilizarse materiales locales para la construcción de colmenas y meliponarios; baja inversión en tiempo y mano de obra; el cuidado de meliponarios puede ser realizado por cualquier miembro de la familia; fuente de ingresos complementaria y que no interfiere con otras actividades productivas; docilidad y fácil manejo. Las colmenas pueden mantenerse cerca de la casa sin riesgo; sostenible ambientalmente, además de prestar servicios ambientales a los agroecosistemas a través de la polinización, y productos reconocidos, con gran demanda local y precio elevado.

Un potencial muy importante de la meliponicultura es su utilización en la polinización dirigida de cultivos. Algunos beneficios agronómicos de la polinización incluyen, entre otros, el mejoramiento en la calidad de los frutos e incrementos en la producción, aunque ocasionalmente dañan cultivos de fruto, especialmente cítricos, cortando las flores que usan para construir sus nidos.

La miel de melipona, que producen las abejas meliponas, es buena para curar las afecciones de los ojos, aplicada directamente al ojo dañado, lo cual ayuda a una pronta curacion de la irritacion, aunque tambien puede ser usada como metodo de limpieza cotidiana del ojo. Es normal que arda un poco al aplicar, puesto que contiene polen de melipona, lo cual acelera la curacion del ojo afectado y mejora la limpieza del mismo.

Las abejas sin aguijón cuentan con diversas ventajas que las hacen deseables para su crianza: su capacidad de forrajear bajo condiciones de invernadero sin representar riesgos para los operarios; las reinas fecundadas no pueden volar, de modo que no se presenta la enjambrazón evasiva (estrategia que utiliza la abeja africanizada para abandonar el sitio donde tiene establecido su nido y migrar a otro lugar, en respuesta a condiciones ambientales adversas o a cualquier cosa que amenace la supervivencia de la colonia); y son resistentes a los parásitos y enfermedades que atacan a Apis melífera.

Las abejas sin aguijón son un grupo de organismos culturalmente muy importantes para los indígenas latinoamericanos, ya que ha sido una fuente de alimento y medicina durante miles de años. El órgano picador es vestigial y no tiene uso en ocasionar lesiones a los enemigos mayores, pero estas abejas no son impotentes.

Las abejas sin aguijón son parte de nuestra cultura desde antes de la conquista. A sus mieles se les atribuyen virtudes medicinales desde tiempo precolombinos, siendo empleadas para tratar afecciones de la nariz, oído, garganta, pulmones, heridas y quemaduras. Los mayas yucatecos sostienen que la miel de la melipona es buena para agudizar la vista, y también para curar inflamaciones en los ojos. La cera también cuenta con aplicaciones precolombinas que continúan entra la población actualmente. Se aplica para la manufactura de velas, fabricación de artículos impermeables y formación de íconos religiosos.

Desgraciadamente, esta abeja fue desplazada poco a poco cuando, fue introducida al país la abeja europea. No obstante, la miel de la melipona es tan apreciada que se cotiza a altos precios. Los mayas de Yucatán suelen cultivar a las abejas en troncos que cuelgan desde los techos de sus casas.

Por: Elvira Fernández V

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

1 comentario:

  1. Es bueno conocer que tambien podemos obtener miel de las meliponas abejas sin aguijon

    ResponderEliminar

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.