LA MIEL El tesoro mejor guardado del mundo gastronómico


29/05/2011

EXCITANDO EL PALADAR

Los viajes siempre dejan experiencias gastronómicas gratificantes, recuerdo por ejemplo como al entrar al mercado central de Riga (Capital de Letonia) mis sentidos se exaltaron, realmente nunca había visto algo similar. Todo muy organizado, con montones de puestos de productores y vendedores exponiendo sus productos.
El mercado está dividido por pabellones, comienzas por pescados, luego hortalizas, uno más pequeño para carnes rojas, y finalizas con el gran salón del Pan dónde se exponen más de 200 tipos de preparaciones. Pero lo que me sorprendió más, ya que nadie me lo había comentado, fue la gran gama de mieles que se comercializan en el mercado Letón.

Contabilicé al menos unos 15 puestos de venta con más de 30 tipos de mieles y sus derivados. Nunca había tenido la oportunidad de estar en un país que apreciara tanto este producto resultado del trabajo de la abeja.

La miel es uno de estos alimentos subestimados del mundo gourmet. De esos que la gente está acostumbrado a consumirlos sin prestarle mayor importancia aún cuando es un elemento emblemático de la alta gastronomía.

De por si la miel puede considerarse un lujo y un tesoro, ya que no se da por casualidad ni obtenerla es sencillo. Por el contrario es el resultado de una laboriosa faena que llevan a cabo las abejas, en un proceso en el cual estas recogen néctar y otras partes de flores y plantas, las transformar con encimas que poseen, y luego ellas mismas las colocan a madurar en panales. Un proceso sorprendente, para un insecto tan pequeño.

Posteriormente interfiere la mano del hombre a través de la apicultura, técnica mediante la cual se extrae la miel de la colmena. Este proceso no es nuevo, inclusive hay algunas referencias de los egipcios y griegos donde hablan de la miel. Entre las culturas prehispánicas los Mayas también llegaron a conocer las bondades de este rico alimento. La historia cuenta que la antigua civilización criaba abejas Meliponas, un tipo muy social que no poseen aguijon pues el mismo se degeneró, por lo tanto no pueden picar. En la actualidad, países como China, México, Argentina, Alemania, Canada y Turquia han generado de la miel toda una industria gourmet.

Lo saboroso del mundo de la miel, y lo que quizas muchos no saben, es que las características de estas varían dependiendo del tipo de planta de dónde la abeja extraiga el néctar a procesar. Dando como resultado diferencias características físicas y químicas que forman un abanico de ricos manjares para ser saboreados y deleitar el paladar. De lo anterior surge el concepto de la Cata de Mieles, actividad que en Caracas ya ha dado sus primeros pasos y tiende a popularizarse.

Recordemos que para el catado de cualquier producto se hace un análisis del mismo a través de los sentidos. Al cambiar el tipo de miel por diferenciación de flor utilizada por la abeja, encontramos un grupo de productos que pueden ser catados, analizando por ejemplo color, aroma, textura y lo más interesante: Sabor. En esta actividad hay que destacar el rol de la empresa Mieles Alvearium quienes han sido los pioneros al introducir el concepto de la cata de mieles en nuestro país a través de su gama de productos: Miel de Carcanapíre, Araguaney, Ajonjoli, Mastranto, Tara y Mango.

Lo cual nos muestra, que la miel es un producto que será diferente en cada país, pues no todos los territorios tienen la misma flora. Entonces, estamos en presencia de un alimento que al igual que el vino, tiene muchísimo que ofrecer y hay mucho por probar.

Ciertamente en el mercado de Letonia, había una amplia selección de mieles, es un país con abundancia floral lo cual le brinda mayor diversidad de este producto. Yo solo alcancé a probar la de limón, una verdadera exquisitez que excitó mi paladar por su cremosidad que envolvía la boca, con notas cítricas, que de solo recordarla me hace agua la boca. Esta miel estaba cristalizada, y aquí hay que hacer énfasis ya que en el mundo de las mieles también existen los falsos mitos. La cristalización es un proceso natural de la miel, y es sinónimo de su pureza, así lo afirman los entendidos en la materia como mieles Alvearium. Contrario a la creencia popular donde se pensaba que cuando la miel cristalizaba era porque no se trataba de miel pura.

Actualmente, en los mercados gourmet internacionales se comercializa, y a muy altos costos, el panal de cera, el cual ha sido considerado todo un manjar el cual los aficionados a la vida gourmet comen bien sea untándolo en pan y otros sumergen trocitos en el té. Una experiencia apta solo para paladares educados y sibaritas.


Tips para excitar el Paladar:
Compre un par de mieles Alvearium de las flores que más le llamen las atención. Haga su propia cata comparativa en casa, y deje que seduzcan y exciten su paladar con el dulzor que solo la miel pura puede hacerlo. Además invito a seguirme a través de mi twitter @GabrielBalbas ya que próximamente estaremos trayendo la cata de mieles a los Altos Mirandinos.

Gabriel Balbas

En: http://www.diariolaregion.net/seccion.asp?pid=29&sid=1562¬id=109657

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

1 comentario:

  1. Me encanta la miel, siempre sueño con visitar un campo donde se la cosecha y vivir una experiencia fantástica con mi pareja.
    Matías - Paquetes a Nueva York

    ResponderEliminar

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.