Producción de Miel Orgánica



La apicultura orgánica se practica en regiones que aún no han sido perturbadas con sistemas modernos de agricultura o bien en áreas protegidas como las reservas ecológicas donde se limita la explotación forestal, agrícola y pecuaria, evitando con ello la contaminación del medio ambiente.

Existen varios criterios para determinar a la miel orgánica. Para la United State Honey Board, la miel orgánica es aquella que es producida y empacada de acuerdo a las regulaciones estatales y federales sobre la miel y productos orgánicos, y es certificada por organismos oficiales y/o organismos independientes.

Lo anterior, aunado al alto precio pagado por este tipo de miel, ha dado pie a que los apicultores ubiquen sus apiarios en zonas alejadas de cultivos agrícolas, buscando eliminar la posibilidad de contaminación con productos agroquímicos o bien, establecerlos en áreas agrícolas donde se practica la producción orgánica.

La producción de miel orgánica se da principalmente en las entidades del Sur y Sureste del país; este sistema requiere de un mayor manejo que abarca desde las propias colmenas empleadas hasta la continua supervisión de los apiarios para constatar la salud de las abejas, con ello se evita la necesidad de emplear medicamentos. Organizaciones de apicultores de los estados ubicados dentro de las zonas mencionadas anteriormente, aprovechan las extensiones de selva de las reservas ecológicas y en los estados de Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas con recursos naturales libres de contaminación susceptibles de producción de miel orgánica.


La comercialización de este producto está asegurada, ya que el mercado de miel es estable, y los países de la Unión Europea son los que hacen mayor demanda de este producto. Para la producción de este tipo de miel se debe tener cuidado con el entorno agrícola por el empleo de productos químicos para el control de plagas y enfermedades de los cultivos, por lo que los apiarios se deben colocar a una distancia mínima de 3 kilómetros de radio y evitando la colocación de alzas en temporada de floración de los cultivos convencionales. Por otro lado, el entorno forestal y ganadero no presentan gran importancia para la producción de miel orgánica desde el punto de vista productivo, sólo resaltar que este tipo de explotaciones pueden provocar contaminación de los mantos acuíferos si utilizan materiales tóxicos que pueden llegar a repercutir en la calidad de la miel.

Los apiarios destinados a la producción de miel orgánica, no se deben de instalar cerca de ciudades, zonas industriales, basureros, canales de aguas negras o explotaciones pecuarias.

En:http://www.mexicoapicola.org

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.