Descubren una nueva especie de abeja con una lengua descomunal



Todas las abejas del género Euglossa, conocidas en Alemania como abejas joya por sus colores vistosos entre azul, verde, bronce y dorado, se caracterizan por tener una lengua muy larga. Este órgano puede alcanzar una longitud superior al tamaño de su cuerpo, pero particularmente la lengua de Euglossa natesi, bautizada así en honor a la profesora Guiomar Nates por su contribución al estudio de las abejas, es descomunal.

“Este insecto es particular, pues tiene la lengua más grande hallada hasta ahora y mide más de dos veces su cuerpo”, dice el profesor Ospina. Agregó que tal característica le permite acceder a fuentes de néctar que otras abejas no pueden alcanzar, y de paso polinizar plantas diferentes a las orquídeas.
Euglossa natesi busca sustancias oleaginosas que luego utiliza para atraer pareja. Impregna sus patas de aceites aromáticos que guarda en las tibias traseras, y valiéndose de un cierto spray en sus patas medias, despliega olores que usa para competir y enamorar a las hembras. Cada macho tiene una combinación particular de aromas.

Las abejas de las orquídeas abundan en los bosques húmedos de tierras bajas de la región neotropical, “aunque no se descarta que algunas especies también vivan en hábitats secos y abiertos”, indica Ospina.

Aún existe divergencia entre los científicos en relación con el subgénero de la E. natesi, pues por un lado su morfología se adapta a Glossurella, como es la ausencia de capuchas en el esternón, y, por otro, a Glossura, en la forma de la tibia posterior, la longitud de la lengua, el tamaño corporal y el penacho de pelos que tienen los machos en la punta de su genital. Esta contradicción la hace única entre los miembros de estos dos subgéneros.

Endémica

La nueva abeja fue colectada en el 2005 en la Reserva Natural Privada Río Ñambi, en el departamento de Nariño, municipio de Barbacoas, por el estudiante Víctor Solarte, del Laboratorio de Abejas de la Universidad, Labun, junto con Alejandro Parra y Santiago Ramírez, quienes adelantan estudios posdoctorales en el extranjero. Para atraparlas en el bosque nativo utilizaron cebos que imitan los aromas de las orquídeas.

La especie tiene una distribución restringida y endémica en el Chocó biogeográfico, “hecho que resalta el potencial biodiverso de esta región”, indica el docente.

El piedemonte nariñense en el que habita la nueva especie es uno de los sitios más lluviosos del mundo, y en razón a su topografía de alta pendiente, la vegetación y las comunidades de abejas cambian bastante entre sitios relativamente cercanos.

Dicho “recambio” de especies entre ecosistemas vecinos es llamado “diversidad beta o diferenciación de la diversidad entre áreas”, y complementa el concepto de diversidad alfa, basado simplemente en el número de especies y su abundancia local. Al respecto, el piedemonte pacífico y en especial la región del Ñambi presenta alta diversidad beta en comparación con otras regiones, “como lo evidencian los resultados obtenidos con la comunidad de abejas de las orquídeas”, señala el experto.

En: www.ecoticias.com

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.