Pollo con Mielgengibre



Ingredientes:
4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
1 / 2 taza de mielgengibre de Mieles Alvearium
1 / 2 taza de crema de leche
1 cucharadita de jengibre molido
1 cucharadita de sal sazonada (buscar alguna de la línea de Glam Foods)
1 / 4 cucharadita de pimienta
2 cucharadas de aceite vegetal

Preparación:
Cubrir el pollo con miel. Combinar la crema de lche, el jengibre, la sal sazonada y pimienta y cubrir las pechugas con esa mezcla. Dorar el pollo en aceite caliente en una sartén antiadherente y luego colóquelo en una bandeja y hornear a 350 ° F durante 20 a 30 minutos o hasta que los jugos salgan claros.
Hace 4 porciones

0 comentarios:

Evaluación de la actividad antimicrobiana de la miel de abeja...



Interesante investigación sobre las propíedades antobacterianas de la miel de abejas realizado por Heylin Estrada, María del Mar Gamboa, Carolina Chaves y María Laura Arias
Facultad de Microbiología, Universidad de Costa Rica

RESUMEN
Evaluación de la actividad antimicrobiana de la miel de abeja contra Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis, Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli, Salmonella enteritidis, Listeria monocytogenes y Aspergillus niger
Evaluación de su carga microbiológica
La miel de abeja es una de las medicinas naturales más antiguas que existe y ha sido utilizada principalmente en el tratamiento de heridas, úlceras y quemaduras en la piel. La evaluación de la carga microbiológica presente en la miel comercializada en Costa Rica, así como la evaluación de su actividad antimicrobiana sobre diversos microorganismos, incluyendo varios asociados a infecciones de heridas, permitiría emitir criterios a favor o en contra de su utilización en el tratamiento de las lesiones citadas, especialmente como una terapia alternativa en los casos donde las bacterias causantes son resistentes a los antibióticos. La carga microbiológica de 25 muestras de miel de abeja adquiridas en el comercio costarricense, se evaluó por medio de una serie de recuentos (recuento total aerobio, recuento total anaerobio, recuento de esporulados aerobios, recuento de esporulados anaerobios y recuento de hongos y levaduras). Además, las muestras se inocularon en tubos con medio Chopped Meat y posteriormente se sembraron en Agar Yema de Huevo para determinar la presencia de Clostridium botulinum. Para la evaluación de la actividad antimicrobiana de la miel, se realizó un método de difusión en agar Muller-Hinton, donde se probaron diferentes diluciones de la miel (100, 75, 50, 25, 12.5 y 6.25% v/v) contra Staphylococcus aureus (ATCC 25923), Staphylococcus epidermidis (UCR 2902), Pseudomonas aeruginosa (ATCC 9027), Escherichia coli (ATCC25922), Salmonella enteritidis (ATCC 13076), Listeria monocytogenes (ATCC 19116) y Aspergillus niger. La evaluación de la carga microbiológica de la miel mostró que el 91% de las muestras tenía valores iguales o menores a 1,0x101 UFC/g y no se obtuvo ningún resultado positivo en la determinación de la presencia de Clostridium botulinum. 92 % de las muestras mostraron algún tipo de inhibición sobre las bacterias evaluadas, un 24% logró inhibir el crecimiento de S. aureus, hasta en una concentración de 25% v/v. No se observó la inhibición de Aspergillus niger por ninguna de las muestras analizadas.

Palabras clave: Miel de abeja; Actividad antimicrobiana; Clostridium botulinum; Staphylococcus aureus; Staphylococcus epidermidis; Pseudomonas aeruginosa; Escherichia coli; Salmonella enteritidis; Listeria monocytogenes; Aspergillus niger

Para ver el estudio completo ir a: htpp://www.alanrevista.org/ediciones/2005-2

0 comentarios:

La miel, rica en vitaminas y minerales


La miel es un alimento de gran valor nutricional y con multitud de propiedades medicinales utilizado por el hombre desde la antigüedad.

La miel es una sustancia que elaboran las abejas libando el néctar de las flores. Junto al polen, la miel es el alimento de toda la colonia. La miel tiene diversas procedencias, oscilando su color del ámbar claro a un castaño oscuro. Cuanto más clara es la miel, más aporte proporciona de vitamina A, mientras que la más oscura es rica en minerales y vitaminas B y C.

La miel está clasificada en el grupo de los alimentos hidrocarbonatos, aquellos que están formados por hidrógeno, carbono y oxígeno, elementos que proporcionan calorías al organismo. Debido a que contiene azúcares simples (glucosa y fructosa), el cuerpo la asimila rápidamente incorporándola directamente al torrente sanguíneo, traduciéndose en una rápida fuente de energía.

Las propiedades de la miel contribuyen al mantenimiento del esqueleto (calcio) y a la regeneración de la sangre (hierro). Sus efectos medicinales son incuestionables.

Beneficios
• Depurador de la sangre, revitalizador y tónico cerebral.
• Combate la irritación e inflamación de la garganta gracias a su poder astringente
• Ablanda cicatrices viejas y las minimiza
• Rejuvenece la piel, fortalecer el cabello
• Reducir el estrés
• Ordenar el ciclo de sueño
• Regenera las funciones del sistema endocrino.
• Laxante y emoliente
• Expectorante
• Cura resfriados, tos, bronquitis

En: htpp://www.lostiempos.com/diario/actualidad

0 comentarios:

Las abejas van al médico



A Europa le preocupa la maltrecha salud de las abejas, que desde hace años mueren a miles por el llamado «síndrome de la colmena vacía». El Parlamento europeo (PE) está preparando un informe sobre la salud de las abejas y los retos a los que se enfrenta el sector apícola, cuyo ponente es el diputado Csaba Sándor Tabajdi.

El borrador del informe contiene 33 propuestas dentro de los ámbitos de la investigación, los productos veterinarios, los efectos de la agricultura moderna en la apicultura, la seguridad y calidad y la futura reforma de la PAC.

La producción de miel en Asturias cuenta con especial relevancia en concejos como Boal, Aller, Siero, Piloña y Parres. Un enjambre puede tener hasta 100.000 inquilinas. Uno de los problemas que se encuentran los productores son las dificultades de comercialización, que se hace habitualmente en ferias y certámenes.

En Asturias, el sector, que en el siglo XVIII sumó 65.000 colmenas, según el catastro de Ensenada, avanza con fuerza, sobre todo en modalidades como la miel ecológica. La salud del sector apícola es otro tema delicado, habida cuenta del papel fundamental que desempeñan las abejas en la polinización, en el caso asturiano con especial incidencia en el manzano.

Desde hace algunos años, el sector está registrando unos índices de mortalidad de abejas sin precedentes, lo que coloca a los apicultores en una situación económica difícil y es una amenaza para la biodiversidad.

En relación con la investigación, el borrador de informe pide que se incremente el nivel de apoyo a la investigación en materia de salud de las abejas melíferas, que se cree un comité director, junto con representantes del sector apícola, que colabore en el establecimiento del programa anual de trabajo del laboratorio de referencia de la UE y que se promueva un mayor intercambio de información entre estados miembros, laboratorios y apicultores.

El documento también solicita un mayor apoyo de la Comisión a la investigación de nuevos medicamentos para la salud de las abejas, así como el desarrollo de normas más flexibles de autorización y disponibilidad de productos veterinarios, en especial las medicinas de origen vegetal.

Asimismo, reclama que se mejore la metodología de evaluación de riesgos para los plaguicidas, que se establezca un sistema de notificación previa obligatoria a los apicultores en todos los estados miembros, con anterioridad a las solicitudes de plaguicidas y que se investiguen los posibles efectos negativos de los cultivos transgénicos en la salud de las abejas.

Además, pide que establezcan umbrales de no intervención o valores de referencia para los antibióticos en la miel, similar a los que existen para la leche, así como un sistema de límites máximos de residuos.

Otras de las exigencias se centran en que se armonicen los controles fronterizos veterinarios y los controles del mercado interior. También consideran necesario que se clarifiquen las definiciones jurídicas de todos los productos apícolas y que se introduzca el etiquetado obligatorio con la indicación del país de origen del producto que se vende.

Por: M. J. IGLESIAS
En: www.ine.es

0 comentarios:

Todo por la miel



Dos valientes apicultores chinos fueron los protagonistas del concurso anual de atracción de abejas en tan sólo...60 minutos. La inólita competencia se desarrolló en la ciudad de Shaoyang, China

Wang Dalin, 42 años, y Kongjiang Lc, de 20, los concursantes, salieron al campo con un mameluco y lentes para protetgerse. Así, las abejas reinas eran atraídas hacia cada uno de los competidores.

Al final, Wang Dalin ganó el concurso, con una atracción de 26 kilos de abejas pegadas a su cuerpo, mientras que su compañero más joven solo atrajo a 22,9 kilos. A pesar de sus valientes esfuerzos, los dos no fueron capaces de romper el récord mundial del estadounidense Mark Biancaniello, con un registro de 39,5 kilos.

En: http://tn.com.ar/internacional/00060995/todo-por-la-miel

0 comentarios:

El mundo de las abejas en Aikur museoa



Ubicado en las faldas del monte Irimo, en pleno Camino Real, junto al Palacio Ipeñarrieta, Aikur el museo de las abejas, viene funcionando desde el curso 1995/96 en que comenzó su andadura, y hoy en día viene a ser uno de los lugares de interpretación temática de mayor consistencia en la provincia en lo que al conocimiento del mundo de las abejas se refiere.

Con la llegada de las fechas estivales la comarca recibe muchos visitantes, que desde hace un par de años cuentan con una orientación más adecuada en la oficina de turismo, que asesora sobre lo que se puede ver en la comarca.

Uno de los lugares que tanto foráneos como locales pueden aprovechar para visitar es el centro Aikur, donde se puede aprender sobre una práctica que ya llevaban a cabo los egipcios incluso como aplicación médica.

Sobre el ciclo de vida de una abeja existe todo un paseo virtual que nos lleva en un recorrido por la historia, los métodos, los productos, las aplicaciones, creencias y curiosidades... Un paseo ameno y entretenido desde el nivel más básico hasta el del conocimiento más exigente.

Visita Guiada
Acudir a visitar el museo de las abejas Aikur supone introducirse virtualmente en el interior de una colmena, conociendo cómo se organizan, en vivo y en directo; cómo ven las abejas y cómo vemos nosotros; cual es su lenguaje para comunicarse; que productos trabajan, de dónde los obtienen y para qué los emplean; cómo nos beneficiamos nosotros de sus productos y cómo se emplean en nuestra sociedad; cómo ha evolucionado la relación entre el hombre y las abejas en todas las culturas y en la nuestra a lo largo de la historia, y por su puesto, cómo se trabaja hoy en día en la apicultura moderna.

Bioindicadores ambientales
Un valle como el nuestro, que tiene colgado el calificativo del más contaminado de Gipuzkoa, podría sorprenderse si les decimos que las abejas son unos bioindicadores ambientales de primer orden. En su recolección por campos y poblaciones regresan a la colmena con una muestra exacta del medio. Análisis recientes empiezan a aportar información sobre el grado de contaminación. De hecho, en algunos lugares se las emplea como centinelas medioambientales por medio de pequeñas colmenas con protocolos muy especializados.

Su labor de polinización es transcendental en el desarrollo de las plantas. Las abejas son las mejores en eso, pues su método es unidireccional, cuando eligen una especie siempre llevan a ella el polen. Precisamente científicos granadinos llegarán este mes a Urretxu para investigar en esta dirección y arrojar más luz sobre el modo de vida de estos insectos.

La humanidad ha aprovechado la labor de las abejas procurándose a lo largo de la historia productos a los que se les ha dado diferente empleo, como alimento, tratamiento medicinal, objeto de culto.

La miel en algunas culturas se empleó como conservante, romanos, egipcios. El propóleo se usaba por su propiedad inhibidora de la acción de las bacterias.
Culturas de todo tipo y condición se han beneficiado de ello y la nuestra no iba a ser menos.

Hoy Aikur, elabora productos englobados dentro del concepto 'apiterapia' aplicados como medicamentos: propóleo, veneno, cera; como alimento: miel, polen, jalea real. Les invitamos a visitar un centro de interpretación que merece la pena, sobre todo en estos meses de verano que contamos con más tiempo libre.

El teléfono de contacto para la reserva de visitas guiadas es el 630702587, además de la oficina de turismo local.

En: http://www.diariovasco.com

0 comentarios:

Usan abejas para alejar a elefantes de sembrados en Kenia



Londres, 16 jul (PL) Las abejas son unas buenas aliadas de los campesinos africanos para mantener a raya a los elefantes de sus sembrados, difundieron hoy científicos británicos.

Aprovechando el temor que los paquidermos tienen al insecto, fueron colocados panales de abejas en sembrados de campesinos de Kenia.

El resultado fue bastante positivo: solo uno de esos grandes animales se atrevió a desafiar a las pequeñas, pero peligrosas abejas en los dos años que duró el estudio realizado por investigadores de las Universidades de Oxford y de la Organización No Gubernamental Save The Elephants.

El equipo efectuó los ensayos en una docena de granjas en el país africano.

Además de mantener lejos de los sembrados a los elefantes hambrientos, la miel que producen puede darles un ingreso extra a los agricultores, indicaron los científicos, quienes difundieron los resultados de su estudio en la revista African Journal of Ecology.

En: http://www.prensa-latina.cu

0 comentarios:



Las verrugas son estéticamente desagradables para algunas personas, por lo que se comportan como una afección estética que -aunque no reviste ningún peligro para la salud- al ser eliminadas mejoran la apariencia y autoestima de quien las tiene. Hoy te decimos cómo utilizar la miel para eliminar las verrugas.

Utilizar tratamientos naturales para eliminar verrugas ha presentado excelentes resultados gracias a sus propiedades benéficas, con el uso de miel te puedes deshacer de esas antiestéticas verrugas sin efectos secundarios.

Miel para eliminar verrugas:
Miel pura: limpia la zona de la verruga con agua y jabón, aplica la miel sobre la verruga y cúbrela con una gasa; repítelo por lo menos 2 veces al día, comenzarás a ver los resultados a las 2 semanas de uso.

Miel y aceite de linaza: mezcla una cucharadita de miel con 3 gotas de aceite de linaza sobre la verruga, si lo deseas también puedes añadir un poco de linaza molida a la mezcla para hacerla más pastosa, aplícala 2 veces al día y cubre. Con esta mezcla los resultados se comienzan a ver a los 2 días de uso.

La miel es eficaz para remover las verrugas porque contiene enzimas que trabajan sobre la piel y le ayudan a destruir esa capa de piel.

Si tienes algunas verrugas prueba con alguna de estas dos recetas y verás rápidos resultados.

En: www.otramedicina.com

0 comentarios:

UNAM emplea Propóleo para combatir las caries



La Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México emplea propóleos, sustancia que producen las abejas, para combatir las caries e investigan si además pueden ayudar al control de la hipertensión.

José Fausto y Blanca Rivero Cruz, así como los médicos veterinarios zootecnistas Ángel López Ramírez y Adriana Correa Benítez, responsables de estas líneas de investigación, descubrieron que el compuesto céreo, elaborado por las abejas para tapar fisuras en sus colmenas, tiene una acción terapéutica multifactorial.

Informaron que puede utilizarse para tratar gran cantidad de enfermedades; sin embargo aún no hay suficientes investigaciones que permitan validar sus diferentes usos, explicó el médico Ángel López Ramírez.

Los investigadores estiman que en México sólo se obtienen seis toneladas anuales de propóleos, cuando el país es el sexto productor de miel en el mundo.

El primer análisis fue sobre los efectos en los microorganismos causantes de las caries, como Porphyromonas gingivalis y Streptococcus mutans, el cual demostró que algunos son funcionales para ese fin. Actualmente los científicos han podido asilar compuestos para ello.

También se determinó que otros propóleos tienen actividad sobre las encimas responsables del incremento de la producción de la capa dentobacteriana.

Hasta ahora se han obtenido compuestos puros de tipo flavonoide y terpenos, que inhiben el crecimiento de bacterias en diferentes concentraciones, descubrimientos que pueden ayudar a con su uso buscar prevenir las caries, destacó la química Blanca Rivero Cruz.

En cuanto a la hipertensión, los científicos desarrollan un proyecto para determinar el efecto cardiovascular de los compuestos del propóleo, pues en otros países son empleados para beneficio de quienes padecen problemas de circulación, cardiacos, o hipertensión.

Los ingredientes del propóleo son ceras, compuestos aromáticos, flavonoides, terpenos, alcoholes de alto peso molecular y polen.

Su estructura química varía por factores como la época del año, la floración y la región donde los insectos hacen sus colectas.

En: http://www.eluniversaldf.mx/coyoacan/nota30019.html

0 comentarios:

La Colmena - Poema



Colmena de la tarde, diálogo del vergel:
la palabra es abeja, pero el silencio es miel.

Jaime Torres Bodet

0 comentarios:

Latte helado con Miel



Ingredientes:
2 tazas de café preparado fuerte
2 tazas de leche
1/4 de taza de miel
2 tazas de hielo picado

Preparación:
En un recipiente mezclar el café, la leche y la miel hasta que estén bien combinados y la miel disuelta. Llevar a la nevera hasta que esté bien frío. Antes de servir, colocar en la licuadora la mezcla antes preparada con el hielo y batir hasta que esté suave y cremoso. Servir en vaso alto con pitillo y puede agregar crema batida.
Rinde 4 porciones

0 comentarios:

MEDIO AMBIENTE: ¿UN MUNDO SIN PÁJAROS Y SIN ABEJAS?



POR MARIO IBARRA

Algunas obras literarias y algunos estudios científicos han influenciado comportamientos sociales, contribuido a la toma de conciencia sobre una situación determinada y/o han establecido y condicionado opciones políticas.
En un momento crítico de la lucha anti–esclavista en EEUU, comenzó a publicarse (en un periódico) una novela que es un alegato a favor de la causa abolicionista: «La cabaña del tío Tom», escrita por Harriet Beecher–Stowe (1811–1896); ahora, dicha obra, por las repercusiones que tuvo, es considerada como una herramienta clave en la toma de conciencia (inicial) de la sociedad estadounidense a propósito de la condición, la situación, los derechos y la dignidad de las personas afro–descendientes.
Muchos trabajos científicos (generalmente, formulados como «alertas») que, en un principio, fueron ignorados y cuestionados o quedaron en el baúl de los «asuntos marginales», ahora se consideran como «problemas mundiales»; esto ocurrió con los primeros estudios sobre «cambio climático», los relacionados con la importancia y necesidad de la conservación de la «diversidad biológica» y aquellos relativos al «equilibrio de y entre los ecosistemas del planeta».
En los párrafos que siguen, se harán someras referencias a una obra literaria y a una alerta científica que tienen relación –directa– con problemas medioambientales.
En 1962, la bióloga norteamericana Rachel Carson (1907–1964) escribió «The silent spring», (La primavera silenciosa), que marcaría un importante hito en la historia de la ecología y –específicamente– en la progresiva toma de conciencia de los problemas medioambientales de la Tierra; pues, allí se describe un mundo en el que la utilización indiscriminada de plaguicidas, insecticidas y otros productos químicos acalla –para siempre– el canto de los pájaros durante la primavera.
Las pequeñas aves a las que se refiere Carson, son –principalmente– agentes reguladores de insectos y plantas (que constituyen la base de su alimentación) y –en algunos casos– polinizadores y difusores de semillas.
El libro –como ya se ha dicho– tuvo una enorme influencia en la opinión pública (que exigió estudios, responsabilidades y esclarecimientos) y, simultáneamente, estimuló trabajos científicos que permitieron que –poco a poco, con dificultades, contradicciones y limitaciones–, surgiera un enfoque más objetivo de la situación, los riesgos y las dificultades de los ecosistemas y se articulara una más acabada comprensión de las –complicadas, sutiles y determinantes– relaciones que vinculan los organismos vivos con el medio ambiente.
Aunque la «sociedad moderna» intentó ignorarla, la interdependencia entre plantas, animales y hombres, es una –indiscutible– «ley de la naturaleza». En todas las épocas, algunos sabios, filósofos y pensadores de todas las culturas (incluidas las indígenas), han manifestado su admiración y defendido dicha ley con el objetivo de explicar, hacer respetar y preservar los –imprescindibles, tenues y delicados– «equilibrios de la naturaleza».
A la obra de Carson –sin ninguna duda– hay que adicionarle algunos trabajos científicos (anteriores y posteriores) y otras obras literarias que permitieron avanzar –lentamente– hacia un conocimiento –aún no completo– de las relaciones totales del hombre con la naturaleza y –en particular– de la influencia determinante que la especie humana tiene sobre el medio ambiente planetario.
En la toma de conciencia (inicial) sobre los problemas medioambientales de la Tierra, ciertos historiadores y algunos ecologistas le atribuyen un rol destacado a las «filosofías indígenas», en particular, las sentencias y reflexiones que se encuentran en frases, discursos, cartas y autobiografías de jefes de pueblos indígenas norteamericanos o que fueron recogidas en libros de historia y biografías.
«La primavera silenciosa» demostró –igualmente– que la capacidad de absorción y de regeneración de la naturaleza tenía límites y que el hombre había transformado su entorno en todas las etapas de su existencia; además, destacó la evidencia que la especie humana no podía seguir considerando la Tierra –sencillamente– como un gran basurero donde se pueden arrojar productos contaminantes y toda clase de basuras. Hoy, está –claramente– demostrado que se han extinguido (y siguen extinguiéndose) pájaros e insectos –esencialmente– como consecuencia del esparcimiento –indiscriminado– de productos químicos y por la destrucción o la transformación de ecosistemas.
También, a propósito de aves, pájaros, seres humanos y medioambiente, es necesario tener presente que: a) las situaciones que enfrentan los pueblos indígenas cazadores–recolectores, van más allá de la existencia o disminución de las presas de caza y se enmarcan en problemas medioambientales y políticos relacionados con derechos territoriales, conservación de ecosistemas y opciones de desarrollo; b) para algunas comunidades humanas pobres, varias especies silvestres de aves, son una fuente (en general, secundaria) de alimentación (carne y huevos) u obtienen materiales útiles (plumas y estiércol); esas aves, enfrentan problemas similares a los descritos por Carson; y, c) la crianza industrial de aves genera –específicos y serios– problemas medioambientales.
Los hombres –utilizando ciencias, tecnologías o su propia estupidez– provocan «desequilibrios» con consecuencias locales, regionales o mundiales; por ejemplo, estudios recientes –confirmando algunos trabajos científicos y «alertas» publicados, con anterioridad, por la FAO– demuestran que se está produciendo un serio desequilibrio originado por la disminución de las abejas. Para esbozar el problema anunciado, en las líneas que siguen, se intenta sintetizar la situación.
Un planeta sin abejas, no es el argumento de una novela o película de ciencia–ficción, pues, existen datos y hechos que llevan a algunos científicos a afirmar que es una realidad en gestación. Actualmente, las ¾ partes de las polinizaciones que se producen en el planeta son realizadas por las abejas.
A partir de restos fósiles, los paleontólogos aseveran que las abejas existían hace –aproximadamente– 150 millones de años. Se han encontrado, en Mesopotamia, «colmenas artificiales» (de barro, paja y madera) que fueron construidas por hombres de los inicios del «período agrícola», (hace más de 10.000 años), lo que indica que la apicultura o la crianza de abejas, es una antigua actividad humana y es lógico pensar que el consumo y la utilización de la miel se remonte a varias decenas de miles de años antes. Sabios, historiadores y escritores chinos, egipcios, hindúes, griegos, romanos y árabes dejaron, para la posteridad, referencias, estudios, fabulas y poemas sobre las abejas.
Las culturas indígenas del continente americano, a la llegada de los conquistadores, obtenían miel de «colmenas silvestres» y «colmenas artificiales», es decir, había recolección y apicultura. Las selvas de América Central eran grandes productoras de miel; leyendas mayas, códices aztecas y crónicas españolas lo atestiguan. En Chile, poco después de la fundación de «La Imperial» (16/04/1552), los españoles impusieron un tributo que tenía que ser pagado con miel por los mapuche de las cercanías de la ciudad.
En pocas palabras, las abejas son insectos «himenópteros» y los individuos de la especie «apis mellifica» tienen características particulares, pues, cuentan con una compleja, estratificada y especializada «organización social» y, aparte de su –primordial e indispensable– rol de polinizadores, son productores de miel, jalea, cera y «veneno» y son, asimismo, recolectores de polen.
La miel, la jalea y el polen deben considerarse como alimentos–medicamentos y, al mismo tiempo, materia prima para la obtención de compuestos alimentarios y medicinales. De toda la producción de una colmena, como derivados, los seres humanos –al menos– obtienen los siguientes beneficios: a) de la miel, elaboran bebidas y medicamentos; b) de la jalea consiguen medicamentos y cremas (cicatrizantes y cosméticas); c) del polen hacen alimentos, medicamentos y aceites; d) de la cera fabrican grasas y aceites destinados a la industria, la medicina y a la elaboración de cosméticos; y, d) el «veneno» lo utilizan en las «medicinas tradicionales» y, en menor medida (pero, eficazmente) en la «medicina occidental» (de manera directa y en la elaboración de compuestos medicinales).
Investigaciones realizadas sobre los últimos 50 años han demostrado que, en todo el mundo, se está produciendo una –ruinosa– disminución de la cantidad de abejas e, incluso, el peligro de extinción de algunas especies.
La disminución se constata –con mayor acuciosidad– en algunas regiones de Europa y América y, aparte de las especies invasoras introducidas (voluntaria o accidentalmente) que ocupan los hábitats de las abejas locales, las principales causas son: a) la utilización, especialmente en la agricultura, de insecticidas y otros productos químicos; b) la propagación de ondas (radiofónicas, televisivas, de telefonía móvil, etc.); c) la introducción de plantas exóticas, híbridas o transgénicas (que no necesitan polinización y/o son tóxicas) y árboles exóticos (que tienen elementos tóxicos o repulsivos para las abejas autóctonas); d) las basuras o desechos de la «sociedad moderna» que contienen azúcares artificiales, edulcorantes u otros productos químicos venenosos (que les provocan intoxicaciones alimentarias mortales); e) los cambios climáticos generales; f) la disminución de la diversidad biológica de los ecosistemas; y, g) la aparición de «nuevas enfermedades».
No obstante los progresos que se han hecho estos últimos años para proteger la salud de las colmenas (que albergan cerca de 50.000 abejas cada una), algunos científicos y economistas afirman que la apicultura mundial está en crisis por disminución de las poblaciones de abejas y que –si no se adoptan medidas adecuadas, oportunas y eficaces– existen serias posibilidades de «una crisis mayor».
Se argumenta que si se siguen utilizando insecticidas y otros productos químicos –al ritmo y cantidad actuales– desaparecerán las abejas en vastos territorios y las compañías productoras de semillas híbridas podrán cantar victoria; esto será una catástrofe y, hoy, es difícil calcular –exactamente– las consecuencias ecológicas que traerá consigo, pero, no caben dudas que las compañías ganarán dinero y que se producirá un peligroso desequilibrio en los ecosistemas.
También se asevera que las ondas emitidas por los aparatos de comunicación perturban el sentido de la orientación de las abejas y les disloca su –propio, refinado y preciso– sistema de comunicación, esto les impide regresar a sus colmenas y mueren; a esas muertes hay que agregar las producidas por las intoxicaciones alimentarias.
Dibujando las principales fases del «efecto dominó» y teniendo en cuenta –únicamente– la polinización, un ecosistema desposeído de abejas estaría privado de ¾ de las polinizaciones, con ello –en iguales proporciones– se restringiría la reproducción de hierbas, plantas, arbustos y árboles, esto traería secuelas para los animales herbívoros, lo que –a su vez– pondría en dificultades a los animales carnívoros e –irremediablemente– crearía considerables y complicados problemas a los seres humanos porque –como omnívoros–, en todas las fases, son perdedores. De esta manera, la ausencia de abejas significaría la destrucción o –al menos– un gravísimo desequilibrio de todo el ecosistema con las –inevitables– consecuencias que esto tendría para los ecosistemas colindantes, dependientes o interrelacionados.
Debe recordarse que Albert Einstein (1879–1955), sin relativizaciones, dijo: «Cuando se muera la última abeja, cuatro años después, desaparecerá la especie humana».
Hoy, insensatamente, se siguen esparciendo miles de toneladas diarias de insecticidas, plaguicidas y otros venenos para los animales y las plantas; irracionalmente, se siguen produciendo y consumiendo –con un alto costo medioambiental– alimentos innecesarios y productos suntuarios; y, además, se siguen vertiendo a la tierra y al mar –sin ninguna clasificación ni precaución– millones de toneladas diarias de basuras (industriales y domésticas). Ojalá, las predicciones de Carson y de Einstein sean –sólo– parcialmente verdaderas y no sucumban todos los pájaros y todas las abejas.
Querámoslo o no, para la especie humana, este planeta es el único lugar de vida y la única fuente productora de alimentos, en consecuencia, aquí ha estado obligada a erigir su –singular, complicada y desigual– «colmena» que es su único «nido».
Quizás, los hombres van a comenzar a respetar la Tierra cuando entiendan lo que –desde siempre– han sabido los pájaros: no se puede vivir si se destruye y se excreta en el nido.

En: http://www.mapuexpress.net

0 comentarios:

El trabajo más dulce... y peligroso



La recolección de miel puede sonar como una labor normal en la zona rural. Pero en Sundarbans, Bangladesh, es quizás el trabajo más peligroso en el mundo.

Durante generaciones, los pescadores y habitantes de los alrededores de ese bosque, el mayor de manglares del mundo, han recolectado miel silvestre cada año, entre abril y junio.

La temporada anual de la recolección de miel conlleva muchas expectativas en el suroeste del país, ya que proporciona ingresos extras muy necesarios para a su gente.

En promedio, los pescadores ganan alrededor de US$70 a US$80 cada uno durante la temporada de recolección. El dinero lo usan para pagar sus deudas o reparar sus barcos.

Peligros que acechan

Mientras los pescadores andan en busca de colmenas en medio del bosque, corren el riesgo de topar con un enemigo mortal: el tigre de Bengala.

"Durante este período, el mayor peligro proviene de los tigres. Siempre están al acecho y nos pueden matar instantáneamente", le dice a la BBC Abdus Salam, un veterano recolector de miel de la aldea de Burigoalini, en el distrito de Satkhira, oeste de Sundarbans.

"Luego están las serpientes venenosas de dentro de los bosques. Y, en estas aguas turbias, los cocodrilos se encuentran a la espera", añade.

Salam dice que también tienen que lidiar con el problema de los piratas. "Si no les pagamos, nos mataran sin piedad. Este trabajo está lleno de riesgos", asegura.

Los ataques del tigre se suceden a lo largo del año, pero el número de incidentes aumenta durante la temporada de la recolección de miel.

Al menos 80 personas mueren cada año en las garras de los tigres en Sundarbans.

Y, finalmente, las abejas

Los pescadores suelen ir de isla en isla durante unas tres semanas en sus maltrechos barcos recolectando miel, producida por algunas de las abejas más grandes y más agresivas del mundo.

Los recolectores de miel viajan a través de embarrados ríos de agua salada, arroyos y estrechos canales que atraviesan los bosques de Sundarbans.

Durante un día, acompañamos a los recolectores de miel en su barco, adentrándonos en el oeste de los bosques de Sundarbans, en busca de colmenas silvestres.

Nuestra primera parada fue para llevar a cabo una antigua costumbre. Los pescadores de Sundarbans le rezan a la diosa de los bosques Bonbibi, para que los proteja de los tigres y otros peligros.

Estos pescadores, hindúes y los musulmanes, han estado orando a Bonbibi durante generaciones.

Algunos de los miembros del equipo también acostumbran parar a recoger hojas y ramitas que son utilizadas para preparar una antorcha de humo que espante a las abejas.

Mientras nuestro barco se adentraba en el interior de los bosques de manglares, el miembro más mayor del grupo, Amzad Mullah, pidió cautela.

"A un niño de 12 años lo mató un tigre justo aquí el pasado diciembre", dice.

"A mi derecha, cerca del árbol, otro recolector de miel fue atacado hasta la muerte por un tigre en febrero. Un joven pescador de mi pueblo murió por la misma causa, en la misma zona, el mes pasado."

Preciada captura

En el interior de la densa jungla, uno de los pescadores pronto vio una enorme colmena en la rama de un árbol.

Medía, por lo menos, más de un metro de ancho, con decenas de miles de abejas gigantes alrededor.

"Cúbrete la cara con este paño, de lo contrario las abejas te atacarán", me advirtió Mullah al pasarme una de sus toallas de algodón, llamadas gamcha. El resto de cazadores de miel también tenían los rostros cubiertos.

Cuando nos acercamos a la colmena, con cautela, los recolectores encendieron las antorchas hechas de hojas y ramas para crear humo. El humo obligó a las abejas a irse volando, pero algunas atacaron a los que no estaban sosteniendo antorchas.

A los cazadores de miel no les importaban las picaduras. Rápidamente, uno de ellos subió al árbol y comenzó a cortar los panales de miel. Metieron unos cuantos trozos en una cesta de bambú y pudimos ver el jarabe dorado fluyendo a través de la rejilla.

Mientras que algunos estaban ocupados con la recolección de miel, otros estaban de guardia y quebraban galletas y soplaban cuernos de búfalo para ahuyentar a cualquier tigre de la zona. Los pescadores trabajaban con prisa, pues querían irse de ahí lo más rápidamente posible.

En nuestro camino de regreso, los pescadores comenzaron a cantar canciones populares alabando a Sundarbans para darle sustento.

"Suerte de estar vivo"

Casi todos en el grupo tenían una historia que contar acerca de los ataques del tigre.

Algunos de ellos me mostraron profundas cicatrices en la cabeza y en los hombros, y otros dijeron que algunos de sus familiares no fueron tan afortunados como para sobrevivir a los ataques con lesiones.

Pero, ¿por qué estos hombres se arriesgan de tal manera tan solo para ganar un poco de dinero extra?

"Si pudieramos conseguir cualquier otro trabajo, nos gustaría hacerlo", dice Ali Asgar Sheikh, un alto miembro del grupo.

"Si un tigre mata a cualquiera de nosotros, no podemos tener miedo y quedarnos en casa. Si no venimos aquí, no podemos alimentar a nuestros padres e hijos. Es nuestra vida".

Sin otros trabajos en oferta, parece que estos pescadores de los Sundarbans no tienen otra opción que continuar con una de las profesiones más peligrosas del mundo.

En: http://noticias.terra.com.pe

0 comentarios:

Muffins dorados para el desayuno


Ingredientes
2 1 / 2 tazas de harina todo uso
1 1 / 2 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 / 2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1 / 2 taza de mantequilla o margarina, ablandada
1 taza de miel
2 huevos
1 / 2 taza de leche
1 taza de albaricoques secos, picados y nueces picadas

Preparación
Engrase lo moldes para hornear muffins o coloque papel encerado. En un tazón pequeño, mezcle la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato, la sal y el jengibre. En un tazón grande, batir la mantequilla con la miel hasta que esté suave y esponjosa. Batir los huevos y la leche. Mezcle los ingredientes secos a la mezcla húmeda y agregue los albaricoques y las nueces. Vierta la mezcla en los moldes. Hornee a 350 º F durante 25 ó 30 minutos o hasta que estén doradas o cuando un palillo inserto en el centro, salga limpio. Dejar enfriar sobre bastidores de alambre.
Rinde 12 panecillos

0 comentarios:

Miel y Canela



La canela y la miel son las únicas sustancias alimenticias del planeta que no se echan a perder ni se pudren, y ante su contenido se puede convertir en azúcares.

Se dice, además, que la miel puede ser utilizada sin dar efectos secundarios y tomada en la dosis correcta, su dulzor no afecta a los diabéticos, según una revista de Canadá donde habla de muchas enfermedades que pueden ser curadas con miel y canela.

Por ejemplo para enfermedades del corazón haga una pasta de miel y canela, aplíquela todas las mañanas en el pan en vez de mermelada, cómala regularmente como parte del desayuno, esto reducirá el colesterol en las arterias y prevendrá en el paciente ataques al corazón.

El uso regular de estas sustancias ayuda a retener el aliento sano y a fortalecer el músculo y el movimiento rítmico del corazón.

Pacientes que padecen de artritis pueden tomar diariamente por las mañanas y por las noches una tasa de agua caliente con dos cucharadas de miel y una pequeña de canela en polvo, si se toma regularmente puede ser curada, incluso la artritis crónica.

La canela esparcida en dos cucharadas de miel, tomada antes de las comidas puede reducir la acidez y digerir hasta los alimentos más pesados.

El uso diario de miel y canela en polvo fortifica el sistema inmunológico y protege al cuerpo de bacterias y virus, algunos científicos han encontrado en la miel vitaminas que contribuyen a fortalecer las células blancas de la sangre.

En:http://www.radiorebelde.cu/

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.