¿Está seguro de que la miel que consume es natural?



Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Colombia, descubrió que el 90% de la miel que consumen los colombianos es adulterada. Conozca qué problemas causa la miel falsa y sus derivados y cómo identificarla.

En la actualidad, todos los derivados de la colmena, son utilizados alrededor del mundo, para producir y elaborar diferentes productos bien sea para el aseo, fabricar cosméticos, producir alimentos, desarrollar medicamentos, entre otros.

Además de la miel adulterada o falsa, la Sociedad Colombiana de Apiterapia (SCA), ha encontrado que en el mercado nacional, abundan los productos elaborados y producidos en Colombia y también productos importados, desde champú, cosméticos, cremas y medicamentos, que dicen contener miel cuando no es cierto.

La comercialización de la miel en Colombia es amplia y existen infinidad de marcas que la ofrecen como 100% natural sin serlo, en grandes cadenas, tiendas de barrio o tiendas naturistas; marcas de empresas dedicadas a su producción o marcas propias como las de las grandes cadenas que seguramente sin saberlo, también están vendiendo miel falsa, así como productos que no cumplen con las especificaciones por las que han recibido permiso de comercialización en el país.

Así la SCA como medida de seguridad para proteger al consumidor, está entregando sello de calidad exclusivamente, a aquellas empresas, cuyos productos, después de enfrentarse a un estudio de laboratorio, tienen dentro de sus componentes, cualquiera de los derivados apícolas.

Beneficios de la miel natural

-Ayuda a reducir triglicéridos y colesterol
-Apta para diabéticos a dosis seguras-Ayuda a bajar de peso, no engorda
- Previene infartos-Elimina el H.Pylori bacteria causante de la gastritis y cáncer gástrico
- Desintoxica el hígado
- Es un gran antioxidante
- Tiene un gran componente calórico, especial para deportistas de alto rendimiento, entre otros beneficios comprobados científicamente.

Daños que ocasiona la miel adulterada

- Engorda.
- Causa osteoporosis.
- Aumenta el riesgo de infartos.
- Causa trastornos digestivos.
- Aumenta la tensión arterial.
- Causa caries.
- En diabéticos puede inducir a un coma diabético y causar con seguridad, hiperglicemia.

Consejos para diferenciar la miel adulterada de la natural

1. Sospeche de la miel que la ofrecen a precios muy bajos. En Colombia medio kg de miel puede costar 18.000 pesos, en Venezuela la misma cantidad puede estar sobre los 50 bolívares

2. Las mieles naturales se cristalizan, las que no sufren este cambio son las falsas debido a que los químicos que llevan y las altas temperaturas a las que son sometidas antes de envasarlas para evitar dicha transformación. Tenga en cuenta que la miel adulterada se cristaliza por capas, mientras que la miel natural lo hace en forma pareja y generalmente de abajo hacia arriba.

3. Si tiene posibilidad de probar las diferentes clases de mieles, las falsas tienen un sabor a confite y son hostigantes y empalagosas; con las naturales pasa lo contrario: su sabor no fastidia ni dejan sensaciones en la boca y se deslizan suavemente por la garganta

En: www.finanzaspersonales.com.co

1 comentarios:

Cuántas abejas hay en una Colmena y cómo se clasifican?



¿Cuántas abejas hay en una colmena? Como término medio, en una colmena viven aproximadamente 50000 abejas. Este número varía en función de muchos factores, como la situación geográfica, floración de la zona, cuidados, experiencia de la reina, etc. En el mejor de los casos, una colmena sana y bien cuidada puede tener entre 80000 y 100000 abejas. Pero podemos preguntarnos, en esta masa numerosa, inquieta, viva, a la que denominamos enjambre, ¿qué tipos o clases de abejas habitan? En este artículo, comentamos los tres tipos principales de seres que viven en la colmena:

ZÁNGANOS

El zángano es, por decirlo de alguna forma, el padre de todas las abejas de la colmena. Como veremos, muere al fecundar a la madre, la abeja reina. Se estima que en una colmena sana, debe haber alrededor de 200 zánganos, no muchos más ni muchos menos, veremos el por qué.

Los zánganos no trabajan para la colmena, debido a que carecen de herramientas para ello. La razón es una mera cuestión biológica, ya que su finalidad es la fecundación de la reina y continuidad de la especie. De una sola vez, tiene que ofrecer a la abeja reina millones de elementos fecundantes, por lo que los zánganos deben ser seres fuertes y comilones. Se calcula que, cada día, cada zángano se come la producción diaria de seis abejas.

Cuando llega el otoño (sobre el mes de octubre) y la reina ya ha sido fecundada, éstos ya no son necesarios y su vida se extingue. Es por ello que la vida de los zánganos se reduce al periodo estival y jamás ven el invierno. Pero, ¿qué pasaría si llegado el otoño, su desaparición se retrasa y las provisiones de miel acumulada son escasas? Llegado ese momento el pueblo acomete contra ellos y, los zánganos que consiguen huir por la piquera (la puerta de la colmena), mueren de frío o hambre. De esta forma, las reservas de miel se mantienen durante el invierno, la reina tendrá comida, y la primavera siguiente dará nacimiento a otro lote de zánganos y reinas que continúen con la actividad de la colmena.

ABEJA REINA

La abeja reina es la madre de todo el pueblo. Al igual que los zánganos, carece de órganos para el trabajo. Su objetivo es exclusivamente la reproducción y dirigir a la colmena para producir miel necesaria para sobrevivir. Sólo existe una abeja reina por cada colmena, su vida se hace incompatible con otra reina.

Su vida es más larga que la de zánganos u obreras, dos o tres años de vida útil, e incluso cuatro o cinco en algunos casos. Sólo utiliza las alas para ir en busca del zángano que la fecunde, y en caso límite, para desplazarse con todo el pueblo a un nuevo hogar. Una vez fecundada, el ritmo de puesta de huevecillos es impresionante: dos o tres mil por día. Su comportamiento es único en la especie, ya que sabe cuándo debe poner uno de macho o uno de hembra.

La abeja reina no produce miel ni cera, y sólo recibe el aroma de las flores a través de su alimento especial fabricado por las obreras, llamado jalea real.

ABEJA OBRERA

La abeja obrera es la base de la colmena. Son las encargadas de salir todos los días a polinizar las flores y recoger néctar, almacenando la carga en su buche mielario para transportarla. Se estima que por cada viaje que hace, una abeja obrera transporta medio miligramo de miel.

Las abejas obreras llevan a cabo multitud de actividades: recolectan y transportan polen y néctar para producir miel, elaboran la jalea real que sirve de alimento a la abeja reina, limpian la colmena, fabrican los panales de cera y además de obreras también son guerreras, ya que defienden la vivienda contra invasores y peligros distintos.

Una de sus principales virtudes es la rapidez con que se dan cuenta de la falta de reina y de cuáles son las celdas de reinas para alimentar a las larvas con jalea real. Las larvas de estas celdas reales son como cualquier otra larva, es este alimento el que marca la diferencia entre el nacimiento de una abeja reina o de una obrera. Su periodo de vida es de aproximadamente 50 días en verano.

En: www.pepemiel.es/blog

1 comentarios:

DAMAS DE LA MIEL



Seis mujeres mayas en Ich Eck, municipio de Hopelchén, buscan el rescate cultural. Producen miel de la abeja nativa conocida en la Península como Xuna’an Kab: Damas de la Miel. Ya aparecieron en los códigos mayas. Han enfrentado la tumba de montes altos, las quemas sin control, las sequías cada vez más prolongadas y el abuso de químicos. Están en peligro de extinción, pero han sobrevivido. Cuentan María del Socorro Pech Moo, Leidi Araceli Pech Martín, Carmela Pech Ku, María Enelda Uitz Caamal su historia como Koolel Kab: Mujeres Que Trabajan Con Abejas”:

“Hace 16 años, todas éramos amas de casa que buscaban un reto. Algo que tenía que ver con la cultura maya, pero no algo típico como el bordado. Vino EDUCE a trabajar aquí en Campeche, con hombres y abejas y hablaba de lo orgánico. Quería hacer algo con mujeres. Decidimos trabajar con abejas, pero con las nuestras, las que se estaban perdiendo. Las conocíamos, porque nuestros abuelos las tenían.

Iniciamos con 12 mujeres, sin dinero. El gobierno no sabía nada de meliponas, ni le interesaban. Los primeros años estábamos encubando la idea. Mientras cultivamos hortalizas en nuestros patios. El pretexto era estar juntas. Turnamos las reuniones en cada casa, pero a veces se necesitaba dinero para una salida, entonces pusimos una multa de cinco pesos a las que llegaban tarde a una reunión. El presidente municipal de Hopelchén nos dio transporte, si nosotras pusiéramos el combustible. Pronto nos dimos cuenta que iba a ser un proceso largo. Las salidas complicaron nuestra vida, porque las mujeres mayas no suelen salir. A veces no nos dan permiso. Los primeros cinco años eran como un filtro para saber quiénes realmente querían. En Yucatán encontramos los primeros jobones, que nos vendieron unos ancianos. Nos vendieron siete, uno para cada quien que habíamos quedado. Llegamos a casa con nuestras abejitas, felices, cada quien con su tronco para sentirse responsable. Empezamos a reproducir. Ya habíamos hablado con los abuelitos, pero, claro, cometimos errores.

Los esposos decían que éramos locas y que las abejas no se iban a adaptar, porque eran de monte alto. Aunque cada quien las tenía en su casa, nos apoyábamos mutuamente con la producción. Buscamos apoyo, pero no había para mujeres en una actividad tan desconocida. No nos desanimamos, por suerte. EDUCE nos capacitó para que nos organizáramos y unos tallercitos sobre los derechos de la mujer y la auto-estima. Nos costó tomarlos, porque eran durante las mañanas. Sin embargo, nos aferramos a participar. Así, cada organización tiene su historia: Los reclamos dentro de la familia, lágrimas, las críticas que ‘no teníamos maridos que cuidar’.

Poco a poco cosechamos algo de miel. Buscamos frascos de alimentos para bebés y los re-usamos. Era difícil de convencer a los vecinos consumirla, porque su color y sabor son diferentes. Pensamos producir jabones de miel, trajimos trastes de nuestras casas y comenzó el sueño de un taller propio. Con lo poco que vendimos, invertimos. Compartimos y convivimos. EDUCE ayudó con los empaques y finalmente salieron los primeros productos.

Y de repente –en el 2000- los hombres nos dejaron dos de sus lugares para que participáramos en una feria en Mérida. Ahí, el delegado de FONAES nos invitó a mandarle un proyecto. Mientras, continuamos con nuestro cochinito, cada semana cooperamos con diez pesitos.

Hablamos con el ejido, porque necesitábamos un local. Y sí, pero en las afueras del pueblo, donde no llegaba agua ni luz. Buscábamos un local a donde llega la gente, entonces no. Dijo una compañera ‘¿Por qué no compramos?’ Sabía de una señora que quería vender. Llevamos nuestro cochinito, platicamos y platicamos, y a media noche firmamos en un cuaderno el recibo por el pago de su terreno. Quedamos en ceros, pero con terreno. Cada quien llevaba una silla, llegaban mujeres que querían nuestros productos y una francesa nos llevó a un hotel en Uxmal, a unos 70 kilómetros de aquí. Llevamos nuestro producto sin empaque, no dijeron ni sí, ni no, y al año vino una representante del hotel a pedirnos jabones. Justo después del huracán Isidoro (2002). La señora ofreció un convenio por 12 mil pesos. No teníamos la capacidad productiva aun y se nos estaba cayendo la casita de paja. Pero era la oportunidad de nuestra vida, entonces aceptamos. Trabajamos día y noche. El Fondo Canadá nos donó para el techo, el municipio dio un préstamo y el albañil aceptó su sueldo en abonos. Hasta la fecha no tenemos ingresos, pero pagamos el préstamo, seguimos trabajando y participamos en ferias.

Fue un relajo porque a veces salimos hasta ocho días de nuestras casas. Todas, porque todas tenemos que aprender. Y siempre de dos, porque teníamos miedo. Doña Enelda se peleó con su esposo. Sin embargo, lo superaron y ella marcó su posición. Nos fortalecemos mutuamente y ahora nos tratan de manera distinta. Es que siempre actuamos como grupo, nunca solas. Los señores ayudan, pero no se meten en la toma de decisiones. Ya no pedimos permiso para salir, sino avisamos. Y cuando solicitamos el terreno, fuimos a la asamblea.

Tenemos productos de la región, que se estaban perdiendo y que permitieron que nos abriéramos. E hicimos ejercicios para ver si compartíamos sueños. Queríamos ver si se podría renovar un producto nativo. Las instituciones están apoyando más, pero donde están fallando es en la comercialización. Topamos con trámites burocráticos y legales que nadie sabía manejar. Pero ya conocemos los caminos. Contratamos un despacho y el Corredor Biológico llevó nuestros productos a un evento importante en la Riviera Maya. Además, está estimulando a otros grupos de mujeres en Campeche a dedicarse a las abejas meliponas.

Empezamos con siete jobones, ahora tenemos ochenta, y con productos curativos. La base que nos mueve es la miel, y la miel cura. Hay una valoración de nuestro producto acá, aunque más desde fuera. Tenemos clientes de distintas partes y damos talleres en escuelas. Han venido estudiantes de Morelos e Hidalgo. Lo que llama la atención es que vienen muchos yucatecos, y los campechanos ¿qué? En la universidad de Campeche explicamos el proceso e invitamos a estudiantes a venir acá. Nadie quiso.

El ejido tiene 3 mil hectáreas de área protegida. Entró en un programa de servicios ambientales. Hicieron talleres, un diagnóstico, con caminatas por el monte. Ahora se dan cuenta de la importancia de las abejas, como algo propio de aquí, que genera ingresos. Entonces, cuando solicitamos terreno ahí, no dudaron de ceder dos hectáreas. Siempre ha sido una discusión en el ejido esto de la cacería, la tumba de árboles, la quema de monte. Ahora había un pretexto para poner reglas.

Por su lado, el Corredor Biológico nos invitó a capacitar a mujeres en Calakmul. Les hemos contado lo que hemos vivido como grupo, porque de nada sirve decirles que van a trabajar como grupo, si mañana por un peso se van a pelear. La bronca no son las abejitas, pero el proceso como grupo. El gobierno da dinero para formar grupos, pero nadie les habla de este proceso. Y sin cariño no tendrá sentido.

No vivimos de las abejas. Sólo es una ayuda para una enfermedad, un ahorro. Tampoco tenemos tanta producción, porque un jobón genera poco. Sin embargo, para nosotros es importante cuidar y conservar, no reforestar, porque cuando se habla de eso, pensamos en plantaciones de teca, especies introducidas. Nuestra gente tiene miedo a la palabra ‘reforestar’, porque para plantaciones se tumba mucha montaña.”

En: http://noticiasnet.mx
















0 comentarios:

MEXICO, TERCER EXPORTADOR MUNDIAL



Entre 2000 y 2008, México produjo anualmente unos 57 mil toneladas de miel y 2.2 mil de cera. El record fue en 2008: 59.7 mil toneladas, en 2009 bajó a 52.8 mil. La inestabilidad en la floración genera retraso en la cosecha, que en Yucatán termina con las lluvias. En el Altiplano y en el Norte las cosechas se llevan a cabo entre septiembre y noviembre.

La apicultura genera miel, polen, jalea real y propóleos, con productos derivados como son aderezos, vinos, champús, tónicas, jarabes, cremas, pomadas y concentrados proteicos. Se ocupa la miel en la fabricación de cosméticos, de dulces e incluso en la industria de tabaco. La apicultura en el Norte se enfoca en la polinización como actividad comercial en beneficio de los cultivos hortícolas y frutícolas. En el 200, el valor comercial nacional de la miel y de la cera fue de 1076 millones de pesos; en 2008 subió a 1515 millones.

México 3º exportador mundial de miel.
Producción nacional: 57 mil toneladas;
41 mil apicultores.
En la Península 35% de la producción y 40% de las colmenas.

En el 2008 había 41 mil apicultores en México, con un total de 1.8 millones de colmenas. En 2000 había 2 millones. En 139 países se producen anualmente 1.5 millones de toneladas de miel. México ocupa el 6º lugar (4%), después de China (24.5%), Turquía (5.4), Argentina (5.4), Ucrania (5) y Estados Unidos (4.9).

Argentina encabeza los países exportadores con 19.5%, seguido por China (15.9%) y México (7.5%). El 55% de las exportaciones mexicanas va a Alemania. El Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México da una cuota preferencial de 30 mil toneladas de miel mexicana. Coincide con toda la exportación en 2008, por un valor de 83.87 millones de dólares.

EEUU es el país que importa más (25%), seguido por Alemania (22%) y Japón (9%). La Unión Europea importa 52% del total. Los que más consumen son los habitantes de Nueva Zelanda: 1.9 kilo per cápita al año. Un mexicano sólo consume 314 gramos.

La miel orgánica paga un 30% mejor que la convencional. En 2008, en México se cosecharon 701 toneladas de miel orgánica. Destacan en este sector la Península de Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Jalisco y Zacatecas. La producción orgánica mundial es de 6500 toneladas. El Comercio Justo ocupa 1600 toneladas al año.

(Fuente: Claridades Agropecuarias, SAGARPA, marzo 2010)







0 comentarios:

Miel de Mastranto, dulce orgullo



Venezuela lleva en su haber, el orgullo de poseer tres productos con Denominación de Origen Controlado D.O.C (Cacao de Chuao, el Cocuy de Pecaya y el Ron de Venezuela), otorgando unicidad a estos rubros. Pero es tarea del gentilicio, el apoyar y promover el reconocimiento de la amplia gama que existe en estos contrastantes paisajes.

Es común escuchar a coterráneos, defender fervorosamente lo foráneo, desviando atención en gustos lejanos, cuando, es el valorar lo propio la senda indicada para lograr ese mismo efecto en otras latitudes. Arrancar suspiros en cada respirar con aroma a chocolate; sonreír con el tintineo de cubos de hielo flotando en tragos hechos con nuestro ron; disfrutar la astringencia de un guamazo de Cocuy, y ahora, saciar nuestras ansias por lo dulce con mieles de mastranto.

Grato es saber que existen personas organizadas por un mismo fin, en pro del beneficio de muchos apicultores y del reconocimiento merecido ante homólogos y consumidores internacionales. Como el suave caer del dulce fluido, trabaja desde hace algunos años, la Asociación de Productores Apícolas del Sur de Anzoátegui (A.P.A.S.A), en hacer posible sumar un cuarto elemento al cuadro de honor.

El año pasado cerraron con una producción, desde septiembre del 2009 hasta febrero de 2010, de 115.5 toneladas de miel de mastranto, incentivo suficiente para activar la búsqueda del DOC, al tener un producto con textura y sabor que se destaca ante similares internacionales. Es que lo floral que se siente desde la punta de la lengua, abrazando poco a poco con fuerza todo el paladar, junto a una textura suave, provocan placer infinito con reminiscencias a esos llanos arropados en el aroma de esta planta.

Existe un anaquel lleno de productos apícolas en Gourmet Garage, gracias a la gente de Alvearium, podemos exponer orgullosos esta miel. Seguros estamos de, que próximamente, tendrá en su etiqueta denotación de exclusividad DOC, en la espera, podemos pasar el rato regando encima de nuestros postres, carnes, quesos y yogures, el viscoso almíbar, con sabor que complementa nuestra querencia por terruño.

Tras la pista de ese arduo camino para legalizar un gustillo que nos describe en dulzura, estaremos exponiendo en este espacio en un próximo artículo.


Frederick Jiménez
En: htpp://www.gourmetgarageccs.blogspot.com

0 comentarios:

La Apiterapia, curando con el veneno de las abejas



La técnica consiste en ser aguijoneado por una abeja melífera (la que da miel), y debe ser realizada por un profesional que conozca las particularidades del tratamiento.

El apiterapeuta Pedro Pérez, uno de los pocos expertos en la materia en España, la define como una terapia natural que no sólo consiste en que la abeja inyecte su veneno, la apitoxina, sino completar el tratamiento en base de los diferentes productos de la colmena.

"El cuerpo mejora, indudablemente, cuando le das aquello que necesita y cada producto de la colmena tiene propiedades que el cuerpo necesita. Estos productos tienen los ladrillos para construir y reparar, y, por otra parte, la apitoxina del veneno pasa a la sangre y lleva sus propiedades donde hay algo que reparar"

Entre las enfermedades que pueden ser tratadas se encuentran la artritis reumatoide, osteoartritis, artritis reumatoide juvenil, artritis traumática, espondilitis, artritis psoriática, codo de tenista y la bursitis; hipertensión arterial, arritmias, aterosclerosis y várices; también se está utilizando en enfermedades de la piel como eccemas, psoriasis, verrugas; en problemas pulmonares como la obstrucción crónica pulmonar, el enfisema o el asma y en infecciones como laringitis o mastitis, entre otras.

"Fundamentalmente se utiliza en enfermedades inflamatorias, como la artritis, la artrosis, los dolores de espalda, las hernias discales, etc., que es donde mejor funciona", y, para estos casos "no existe nada mejor que la picadura de abeja". No obstante, en aquellos casos como la esclerosis múltiple, la psoriasis, o del tipo circulatorio, aunque "no los cura ayuda y mejora el proceso".

Diversos estudios han demostrado la picadura de abeja es cien veces más potente como antiinflamatorio que la hidrocortisona. Además, se conoce su poder terapéutico como antiséptico, y, al ser una técnica que se aplica teniendo en cuenta los puntos de acupuntura, "se consigue multiplicar su efecto beneficioso".

Se utilizan también otros productos como la miel y el polen ricos en ácidos naturales, minerales, proteínas y aminoácidos, enzimas y con propiedades antihemorrágicas; el pan de abejas que además contiene más cantidad de Vitamina K; la jalea real que estimula el crecimiento y aumenta el nivel de cortisol en la sangre; la cera tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias; y el propóleo que tiene una gran antibacteriana, pero además es antibiótico, antifúngico, antihemorrágico, antiherpético, antiinflamatorio y antiséptico.

No se trata de una terapia con grandes contraindicaciones, aunque en el caso de los alérgicos el tratamiento dura más ya que primero se deben probar con pequeñas dosis para "inmunizarles". Además, estos tratamientos se suelen usar sólo en adultos que no tengan problemas de fluidez de la sangre como, por ejemplo, úlceras sangrantes, y tampoco en algunos casos de diabetes.
Tampoco está recomendada cuando los pacientes están tomando ciertos medicamentos como los betabloqueantes o los opiáceos, ya que puede provocar reacciones adversas.

Respecto a los efectos, el apiterapeuta explicó que se trata de una terapia que puede producir inflamación, sudoración, y otros efectos que pueden no ser percibidos, y que, en cualquier caso, "forman parte de la crisis curativa, que es un proceso que el organismo tiene que recorrer para depurarse y poder curarse".

La duración del tratamiento dependerá del paciente, la enfermedad, la forma de vida que lleve, etc. En la mayoría de los casos suelen realizarse entre 7 y 10 sesiones, aunque cuando existen factores psicológicos el tratamiento "puede no ser tan eficaz a corto plazo".

En: http://www.adaptogeno.com

0 comentarios:

Producción, Comercio y Consumo de la Miel



Producción y Comercio:
La producción mundial de miel es del orden de las 1,2 millones de toneladas Seis países concentran el 50% del total. El principal continente productor es Asia, seguido de Europa y en tercer lugar, América. El Mercosur representa el 10% del total mundial y Argentina es el tercer productor mundial, después de China y Estados Unidos y representa el 70% de la miel de América del Sur, el 25% de América y 6% del total mundial.

La producción argentina a mediados de la década del 90 experimentó una notable expansión, incrementándose en un 40% en apenas cinco años. En promedio ronda las 75.000 Tn anuales. El valor máximo de producción se dio en el año 1999 que casi alcanzó las 100.000 Tn de miel.

El producto argentino tiene un importante reconocimiento por sus características organoléplticas y porque los parámetros de calidad (humedad, HMF, presencia de residuos, etc.) se encuadran dentro de los requisitos de los países más exigentes.

Los principales países importadores de miel en el mundo son Alemania, Estados Unidos, Japón, Francia y Reino Unido. Estos países, además, son importantes consumidores de productos apícolas. Son exigentes en materia de calidad y resaltan la importancia de que se trata de un alimento que resguarda la salud del consumidor. Por este motivo exigen, por ejemplo, que las mieles ingresen libres de residuos de antibióticos y agroquímicos o con certificados sanitarios que avalen, no solamente al producto, sino a los apiarios de los cuales proviene la miel.

Las exportaciones mundiales rondan las 350.000 Tn y Argentina participa con algo más del 20 % del total comercializado, siendo el primer exportador en el mundo, seguido por China y México. Con el primero compite en el mercado del precio y con México; en el mercado de la calidad. Si se elaborara un ranking de calidad, en primer lugar surge la miel de Nueva Zelandia, seguida de lejos por el resto.

Argentina exporta algo más del 95% de su producción. El 98% del producto comercializado es a granel, sin diferenciación. Solamente el 2% se exporta fraccionado. Los principales destinos son Alemania, seguido por Estados Unidos, Italia, Japón e Inglaterra. Algunos mercados que aparecen como potenciales son Sudáfrica, Finlandia, Países Arabes, Indonesia, Ecuador, Australia y Noruega. En los últimos años se observa un incremento importante en la cantidad de destinos de exportación y en la participación de algunos de ellos. Por ejemplo, Arabia que ya se encuentra dentro de los primeros 10 países compradores al igual que Australia y Canadá, países exigentes en cuanto a calidad se refiere.

El rendimiento promedio de Argentina se encuentra entre 30 y 35 kg/col/año. En algunas zonas se registran cosechas promedio de 60-70 kg/col/año, similares a los más altos del mundo. La Provincia de Buenos Aires concentra más del 50% de la producción de miel. No obstante es importante destacar que la apicultura se ha extendido al resto de las provincias. Actualmente existen polos de desarrollo en Sgo. Del Estero, Misiones, Tucumán, Neuquén, Chubut, entre otras. Una característica que ofrecen los sistemas productivos y climas es la posibilidad de obtener diferentes tipos de mieles y de orígenes botánicos, herramientas de diferenciación aún no muy desarrolladas.

El consumo

El consumo en Argentina es aún muy bajo (180-200 gr/hab/año) si se compara con países como Japón, EE.UU. o Alemania que en algunos casos superan el kg per capita. En el mundo, el consumo presenta una tendencia creciente debido a la mayor demanda en algunos mercados tradicionales y a la incorporación de nuevos. Países como Líbano, Arabia, Omán y Siria que han exhibido una importante expansión en años recientes, sobre todo porque en estos destinos la miel está relacionada con algunas festividades religiosas. El promedio mundial de consumo es de 220 gr/hab/año.

En Argentina el mercado interno está poco desarrollado debido, fundamentalmente, al escaso hábito de consumo. De todas maneras se observa un cambio en la tendencia debido al incremento de la venta de productos naturales y sanos, con beneficios para la salud.

En: htpp://www.alimentosargentinos.gov.ar

0 comentarios:

La miel de abejas tiene propiedades beneficiosas para tu estómago



La miel de abejas tiene propiedades beneficiosas para tu estómago y deber ser unos de los alimentos que debes incorporar en tu dieta diaria si no tienes restricciones medicas.

Todos conocemos que la miel tiene propiedades curativas y a base de ello, hay un sin fin de remedios caseros que utilizan la miel como el ingrediente activo. Una de esas propiedades curativas es el regulamiento digestivo, ¿lo sabías? Así como el yogur es capaz de regular el sistema digestivo, la miel puede ofrecerte los mismos resultados.

La miel contiene 76% de azúcares compuestos, que son transformados en azucares simples con las enzimas del estómago, por lo que no irrita el revestimiento del aparato digestivo y actúa como laxante natural.

Un estudio reciente ha demostrado que la miel contiene 181 compuestos beneficiosos para el organismo. Muchos de estos compuestos contienen la llamada bacteria buena que es la misma que se encuentra en el yogur y que promueve la buena digestión.

Incluir la miel en tu alimentación con solo una cucharada de miel de abeja al día estás haciendole un bien a tu estómago.

En: htpp://www.modapreviewinternacional.com

0 comentarios:

Imposible coexistencia: agrotóxicos, transgénicos y apicultura



Uruguay
Dada la existencia de condiciones favorables para el desarrollo de la langosta, como los son grandes monocultivos de soja transgénica u otros no transgénicos, se produce una importante explosión poblacional de estos insectos. Bajo la autorización del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca esta plaga es combatida a través insecticida fipronil, reconocido mundialmente como altamente tóxico para las abejas.

A fines de enero del 2009 se denunció a través de distintos medios de comunicación la mortandad de abejas en el departamento de Flores. Lamentablemente la mortandad de las abejas no se limitó a solo este departamento, sino que miles de colmenas murieron en los meses siguientes a lo largo y ancho del país. Según autoridades de la Sociedad Apícola Uruguaya en la zafra correspondiente se produjo a marzo del 2009 una mortandad de alrededor de 5.000 colmenas a causa del fipronil, cifra que siguió creciendo con el correr de los meses.

Después de esta gran mortandad algunos apicultores debieron abandonar el rubro y otros repuntaron y lograron una buena cosecha durante las siguientes zafras.

La unión Europea rechaza miel uruguaya

En el 2011 la apicultura uruguaya recibe un golpe aún más fuerte cuando los apicultores nuevamente se encuentran amenazados a raíz del rechazo de la miel en Alemania.

Apicultores alemanes entablaron una demanda en la Unión Europea contra la importación de miel desde Uruguay, argumentando que contenía polen transgénico, por lo que se impediría la exportación de miel de nuestro país a dicha región.

A su vez también quitaron a la miel uruguaya el status de producto natural, tras encontrar rastros de transgénicos en varias muestras que serían vendidas en Europa.

Es importante destacar que, según datos periodísticos, con la prohibición de la entrada de la miel a Europa por haberse detectado polen de cultivos transgénicos se calcula que más de 20 millones de dólares se perdieron de vender este año.

Los transgénicos avanzan y la apicultura retrocede

La soja transgénica supera el millón de hectáreas y el maíz alrededor de cien mil. En el mes de junio recién pasado se aprobaron cinco nuevos maíces transgénicos, hecho que amenaza aun más la contaminación de la miel con polen transgénico. La gravedad de esta situación radica en que los cultivos transgénicos existen y las abejas se posan donde pueden obtener alimento; no discriminan si la flor pertenece a una planta transgénica o no. Sin embargo, sí lo hace la Unión Europea quitando el status de la miel como Producto Natural e impidiendo la importación de miel uruguaya.

Como todo ser vivo, la abeja no se alimenta de una sola planta. En esta instancia cabe mencionar parte de un artículo publicado por La Diaria en el mes de junio: “Estela Santos, bióloga y técnica apícola, junto con un grupo de docentes de Facultad de Ciencias y de Agronomía participó recientemente de un estudio del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) para conocer la productividad de las abejas en los cultivos de soja, afirmó que ‘la miel nunca es unifloral, nunca vamos a tener una miel únicamente de soja, porque la abeja nunca se queda con un ambiente monofloral. En un estudio colocamos una colmena en medio de 600 hectáreas de soja y vimos que la abeja es capaz de volar seis kilómetros para buscar otros recursos para alimentar su cría, la composición de la miel nunca llega a ser solamente de soja’”.

Esta observación es extremadamente interesante y preocupante a la vez, ya que esto significa que en la búsqueda de alimentos la abeja podría contaminar el maíz no transgénico a una distancia de hasta seis kilómetros, distancia que supera ampliamente lo decretado por las autoridades como “zona de refugio” (250 metros), entre un cultivo de maíz transgénico y no transgénico con el objetivo de evitar la contaminación entre un maíz y otro.

En julio del 2009 el gobierno decretó la “coexistencia regulada” en la utilización de organismos genéticamente modificados. Por lo tanto lo que hace es decretar una coexistencia entre distintos modelos de producción. No obstante, la mortandad de las abejas provocadas por el fipronil y el reciente rechazo de la miel uruguaya al mercado europeo por contener polen transgénico deja en claro que esta coexistencia es imposible (http://ladiaria.com/articulo/2011/6/ni-tanto-ni-tan-poco/). www.ecoportal.net

María Isabel Cácamo

En: http://www.ecoportal.net

0 comentarios:

Salsa de mostaza y miel



La salsa de mostaza y miel es un aderezo muy popular en varios países. Es una salsa semi elaborada, es decir, realizamos la mezcla de mostaza y miel a nuestro gusto seleccionando las variedades de cada uno de estos ingredientes según nuestras preferencias, aunque seguramente ya está en las estanterías de supermercados e hipermercados la denominada Honey Mustard Sauce.

Utilizada como salsa o como dip para mojar crudités, patatas fritas, aros de cebolla, nuggets… e incluso para untar el pan antes de hacer un bocadillo o sándwich, la combinación del intenso sabor de la salsa de mostaza con la dulzura de la miel es una delicia, muy apropiada para cocinar distintos tipos de carnes, siendo quizá las más habituales la de cerdo y la de cordero.

La elaboración básica de la salsa de mostaza y miel es combinar a partes iguales los dos ingredientes, pero esto puede cambiar al gusto del consumidor. Conviene seleccionar una miel que no sea muy fuerte, y siempre, que sea miel pura y miel nacional.

También podemos elegir entre la variedad de salsas de mostaza que más nos gustan, podéis partir de una clásica salsa de mostaza. Nuestra elección suele ser la salsa de mostaza antigua o la salsa de mostaza al vino blanco, pero lo dicho, podéis elegir la que más os guste, sin las semillas de mostaza si queréis que resulte más fina.

Disponiendo de la miel y la salsa de mostaza, ya podemos elaborar esta sencilla salsa de mostaza y miel que es casi adictiva, cuando la probéis aderezando una ensalada de pollo, como por ejemplo la Ensalada César de pollo, seguro que repetiréis. Pero a estos dos ingredientes básicos se le pueden incorporar algunos aderezos o especias más según para lo que vayamos a emplearla.

Algunas propuestas para aromatizar la salsa de mostaza y miel son: salsa inglesa, guindilla, mermelada de cebolla, zumo de naranja, queso fresco batido o yogur, jengibre, canela, romero… si hasta el momento no habéis probado la salsa de mostaza y miel, empezad por la base y después id haciendo pruebas aromatizando con lo que más os guste. Ya nos contaréis y nos propondréis vuestras recetas de salsas.

En: htpp://www.gastronomiaycia.com

0 comentarios:

La miel ayudaría a revertir la resistencia a los antibióticos



Su uso puede ser una opción para el tratamiento de infecciones

Londres.- La miel de manuka podría ayudar a limpiar las heridas infectadas e incluso revertir la resistencia bacteriana a los antibióticos, según una investigación presentada en una conferencia de microbiología que se celebró la semana pasada en Inglaterra.

La profesora Rose Cooper, del University of Wales Institute Cardiff, está estudiando cómo la miel de manuka interactúa con tres tipos de bacterias que normalmente infestan las heridas: la pseudomonas aeruginosaa, los estreptococos del grupo A y el estafilococo aúreo resistente a la meticilina, reseñó divulgó Efe.

El equipo que dirige ha descubierto que esa miel puede interferir de diversas formas en el desarrollo de esas bacterias y cree que puede ser una opción atractiva para el tratamiento de las infecciones en heridas resistentes a los antibióticos.

Las propiedades antibacterianas de la miel se conocen desde hace tiempo y en distintas civilizaciones antiguas se empleaban ya remedios a base de ese producto para el tratamiento tópico de las heridas.

La de manuka procede del néctar recogido por las abejas que liban en el llamado arbusto de ese nombre (leptospermum scoparium), de la familia de las mirtáceas, conocido en inglés como el árbol del té.

Ese arbusto crece en estado silvestre en Nueva Zelanda, Australia, incluida la isla de Tasmania, siempre en regiones de clima suave y oceánico y con acidez en el suelo.

La profesora Cooper está contribuyendo a un mejor esclarecimiento de esos mecanismos al investigar a nivel molecular el modo en que la miel de manuka actúa combate a las bacterias invasoras de las heridas.

"Los descubrimientos que hemos hecho con los estreptococos y las pseudomonas indican que la miel puede prevenir la adhesión de las bacterias a los tejidos, que es esencial para el desarrollo de una infección aguda", explica.

Según Cooper, al impedir esa adhesión, se bloquea también la formación de biopelículas bacterianas, que protegen a esos microorganismos de los antibióticos y hacen que causen infecciones persistentes.

"Nuestro trabajo en el laboratorio muestra que la miel puede volver al estafilococo áureo resistente a la meticilina más sensible a ciertos antibióticos como la oxacilina, lo que equivale de hecho a revertir la resistencia a los mismos", asegura la experta.

"Todo ello indica -agrega Cooper- que los antibióticos existentes pueden resultar más eficaces contra las infecciones por bacterias resistentes si se utilizan con esa miel".

Actualmente, la mayoría de las intervenciones antimicrobianas en los pacientes se llevan a cabo con antibióticos sistémicos.

En: EL UNIVERSAL, miércoles 20 de abril de 2011

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.