Chip contra el Desabejamiento


Salamanca acoge un proyecto pionero en España para estudiar a qué se debe el alto grado de mortandad de las abejas

La provincia de Salamanca acoge un proyecto pionero en España que consiste en la colocación de microchip en una población representativa de abejas, con el fin de estudiar su alto índice de mortandad, un fenómeno denominado «desabejamiento». La investigación se va a canalizar a través de la Asociación de Apicultores de Salamanca, en colaboración de unos laboratorios de Granada, según informó a Efe su presidente, Castor Fernández.

Las abejas seleccionadas llevan un microchip en la parte del tórax de donde se van a obtener datos a diario.El microchip es rectangular, mide 2 milímetros de largo y 1,5 milímetros de ancho, y estará conectado de forma inalámbrica con un dispositivo situado en la piqueta (agujero de entrada y salida) de la colmena, para saber las veces que entra y sale al día la abeja.

El «desabejamiento» hace que las abejas se mueran y se pierdan numerosas colmenas, que luego son muy difíciles de recuperar. Esta enfermedad, aún por diagnosticar, provoca que las abejas mueran por agotamiento, después de los quince primeros días de la floración. Los pesticidas podrían ser uno de los factores del «desabejamiento», que provoca que haya años donde mueren más de un 30% de las abejas.

Las abejas experimentales tendrán colocados los microchip entre uno y dos años y también serán sometidas a pruebas de estrés, mediante la colocación de cera limpia y cera contaminada en el interior de las colmenas. Otro de los objetivos del estudio es el de acabar con el efecto devastador del ácaro denominado «varroa destructor», que es capaz de introducirse entre los alveolos de los panales y provoca que las abejas obreras nazcan con malformaciones, por lo que son expulsadas de la colmena al no ser aptas para la elaboración de miel.

En la provincia de Salamanca se concentra la mitad de los apicultores de Castilla y León, con 488 profesionales, y están registradas 260.737 colmenas, de las poco más de 400.000 que hay en toda la región. La producción de miel salmantina se exporta, sobre todo, a Alemania, «ya que es el país que más demanda la miel que aquí se elabora», explicó Castor Fernández.

Una de las variedades de miel más demandada y más cara en el mercado es la miel de encina, que se recoge entre finales de agosto y principios de septiembre. Esta miel depende de las precipitaciones de los últimos días de agosto, que provocan que la bellota segregue un jugo que extraen las abejas, denominado «mela» (del término melaza). Los apicultores, que han iniciado estos días la recogida de esta variedad, han visto cómo los panales tienen poca miel de «mela», debido a que las precipitaciones han sido excesivas y la abeja no ha podido realizar bien su recolección.

En: www.abc.es

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.