San Ambrosio, patrono de los Apicultores

Fiesta: 7 de diciembre Obispo de Milán y mentor de San Agustín (340-397). Uno de los cuatro tradicionales Doctores de la Iglesia. El santo nació en Tréveris, probablemente el año 340. Su padre, que se llamaba también Ambrosio, era entonces prefecto de la Galia. El prefecto murió cuando su hijo era todavía joven, y su esposa volvió con la familia a Roma. La madre de San Ambrosio dio a sus hijos una educación esmerada, y puede decirse que el futuro santo debió mucho a su madre y a su hermana Santa Marcelina. El joven aprendió el griego, llegó a ser buen poeta y orador y se dedicó a la abogacía, la cual ejerció con gran éxito. Más tarde, el emperador Valentiniano nombró al joven abogado gobernador con residencia en Milán (norte de Italia). El oficio que se había confiado a Ambrosio era del rango consular y constituía uno de los puestos de mayor importancia y responsabilidad en el Imperio de occidente. El pueblo fue convocado para elegir obispo de la región. San Ambrosio acudió a la iglesia en la que iba a llevarse a cabo la elección, y exhortó al pueblo a proceder a ella pacíficamente y sin tumulto. Mientras el santo hablaba, alguien gritó: "¡Ambrosio obispo!" Todos los presentes repitieron unánimemente ese grito, eligiéndose al santo para el cargo. Ambrosio quedó desconcertado, tanto más cuanto que, aunque era cristiano, no estaba todavía bautizado, pero no tuvo más remedio que aceptar. Así pues, recibió el bautismo y, una semana más tarde, el 7 de diciembre de 374, se le confirió la consagración episcopal. Tenía entonces unos treinta y cinco años. Consciente de que ya no pertenecía al mundo, el santo decidió romper todos los lazos que le unían a él. En efecto, repartió entre los pobres sus bienes muebles y cedió a la Iglesia todas sus tierras y posesiones. Por otra parte, confió a su hermano San Sátiro la administración temporal de su diócesis para poder consagrarse exclusivamente al ministerio espiritual. San Ambrosio, que se creía muy ignorante en las cuestiones teológicas, se entregó al estudio de la Sagrada Escritura y de las obras de los autores eclesiásticos. El santo vivía con gran sencillez y trabajaba infatigablemente. Todos los días celebraba la misa por su pueblo y vivía consagrado enteramente al servicio de su grey; todos los fieles podían hablar con él siempre que lo deseaban, y le amaban y admiraban enormemente. San Agustín, a quien convirtió y bautizó, fue a verle varias veces. En tanto que el Imperio Romano comenzaba a decaer en el occidente, San Ambrosio daba nueva vida a su idioma y enriquecía a la iglesia con sus escritos. Una de las últimas obras que escribió fue el tratado sobre "La bondad de la muerte". En su última enfermedad, San Ambrosio tuvo que guardar cama. Cuando la noticia se hizo pública, se le pidió que rogara a Dios que le alargase la vida. El santo repuso: "He vivido de suerte que no me avergonzaría de vivir más tiempo. Pero tampoco tengo miedo de morir, pues mi Amo es bueno". El día de su muerte, Ambrosio estuvo varias horas acostado con los brazos en cruz, orando constantemente. Era el Viernes Santo, 4 de abril de 397. El santo tenía aproximadamente cincuenta y siete años. Fue sepultado el día de Pascua. Sus reliquias reposan bajo el altar mayor de su basílica en Milán, adonde fueron trasladadas en el año 835. Su fiesta se celebra el día del aniversario de su consagración episcopal. Es el patrono de los abogados por la brillantez con la cual en su juventud desarrolló su profesión como tal. Asimismo, cuenta la leyenda que un día, cuando aún no sabía hablar, estando en el jardín de la residencia de su padre en Tréveris, acudió un enjambre de abejas a revolotear por su rostro, y que varias de ellas se deslizaron, sin picarle, en el interior de su boca. Por ello también se lo tiene como patrono de los apicultores.

3 comentarios:

Apicultura: una visión general

La abeja, ligada al territorio y a la esencialidad, sinónimo de alegría y felicidad. Muchos pueblos han consumido su miel invocando fecundidad mientras celebraban sus bodas, dejándonos así en herencia la luna y su miel. Cuna de postres, emulsionante de platos donde, humilde y silenciosa, subraya propiedades y desencadena sabores, evoca notas y colores en una sinfonía que invita a reconocer identidades y matices. Versátil, multicolor, aromática, cabalga con elegancia sobre las sardinas transportando las flores al mar, esparce aromas sobre la pasta y exalta los colores de las verduras. Conocida desde tiempos inmemorables, amada por muchas culturas diferentes, néctar de los dioses, reminiscencia de la divinidad para poetas y filósofos. Dulce. Evocadora. Sensual. Inconfundible. La miel es hija de las flores, que le dan origen. Las abejas han sido creadas para las flores del mismo modo que las flores han sido creadas para las abejas. La miel es también la manifestación especular de la riqueza botánica de los territorios donde nace, un paradigma de esencialidad y artesanía, máxime si se tiene en cuenta que las mieles no son un producto industrial, sino el fruto de una expresión única e irrepetible de la naturaleza. Así, de la misma manera en que una instantánea evoca un momento singular y efímero de nuestra vida, la miel permite atesorar en un bote aquel singular destello de un sol que ya nunca repetirá su fulgor de la misma manera, el néctar de la planta tenaz que arrancó nutrientes de la oscuridad de la tierra y la fugaz belleza que emocionó nuestra retina y conmovió nuestro espíritu. El apicultor El apicultor es un discípulo de la Madre Naturaleza, el artesano que forja la calidad de la miel a través del respeto por el trabajo de las abejas. Como hemos dicho, la miel debe propiciar la remembranza del territorio donde nació, así como una fotografía evoca los momentos vividos. El apicultor debe ejercer con celo su rol de intérprete entre abejas y hombres y de guardián de la memoria de los territorios naturales: la verdadera maestría del apicultor es respetar y envasar aquello que la naturaleza ofrece en las condiciones exactas en que ésta nos lo regala, sin añadir ni quitar; es decir, ejerciendo la humildad de saberse parte de un mecanismo maravilloso y fascinante. Escrito por: Enrique Quiróz y Fleytas Publicado en: Revista

0 comentarios:

Beneficios del polen de abeja para la salud

El polen de abeja ha sido utilizado en la medicina natural desde la antigüedad, principalmente por sus efectos energizantes. Pero además de estos beneficios del polen, los avances científicos en el estudio compositivo de los alimentos han podido determinar que además de un estimulador natural, el polen de abeja es una excelente fuente nutricional y uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza. ¿Qué es el polen de abeja? El polen de abeja es un producto natural derivado del polen que se encuentra en las flores, que al ser recogido por las abejas para su alimentación, recibe un tratamiento natural por parte de estos insectos en que se lo mezcla con néctar y miel, a la vez que la abeja lo “amasa” con sus patas para formar lo que se conoce como un grano de polen, del cual se necesitan alrededor de 2 millones de granos para obtener apenas una cucharada. Tanto para las abejas como para las personas, el polen constituye una fuente nutricional sorprendente. En el primero de los casos, las abejas concentran toda su producción de alimentos en base al él, a partir del cual producen miel sin procesar, jalea o propóleos. Mientras que para la alimentación del hombre, el polen se constituye en uno de los alimentos más completos que existen, por lo que han llegado a formularse teorías sobre una dieta basada únicamente en polen para nutrir a las personas. Y aunque esta idea pueda ser un poco disparatada, lo cierto es que el polen de abeja posee un valor nutricional que vale la pena tener en cuenta. ¿Pero en qué recae la tan celebrada fama nutritiva del polen de abeja? Pues sencillamente en su balanceado y rico contenido de nutrientes, compuesto en un 40% por proteínas, de las cuales aproximadamente la mitad son aminoácidos libres; un conjunto de 28 minerales, 11 enzimas, 12 vitaminas y 14 ácidos grasos, conformando en conjunto un aporte nutricional prácticamente ideal con respecto a las necesidades humanas. Y por supuesto que este destacado valor nutritivo no podría otra cosa que tener grandes beneficios para la salud. El que sea un excelente energizante natural y fortalecedor del sistema inmunológico fueron las causas de sus primeros usos. Pero también es útil para reducir el colesterol, tratar el cáncer, reducir el estrés, tratar alergias, reducir la hipertensión arterial y las inflamaciones artríticas. Asimismo, sirve para tratar desordenes hormonales, la fatiga y el insomnio, además de ser un reconocido producto natural anti-age, con notables efectos para combatir el envejecimiento. Antioxidantes del polen de abeja Pero actualmente se le reconoce al polen de abeja su principal beneficio antioxidante, siendo reconocido como el alimento entero con más alta concentración de antioxidantes, lo que lo hace una poderosa arma para combatir distintos tipos de cáncer, el envejecimiento, o cualquiera de los problemas de índole degenerativo que afectan a la salud humana, especialmente causados por la acción de los radicales libres. Actualmente, este producto se comercia en forma de comprimidos, pastillas u otras presentaciones. Se puede consumir polen de abejas de forma natural si se adquiere a un apicultor, con lo cual estarías consumiendo el polen de abeja en una de sus variedades más puras y, por lo tanto, más beneficiosas. En: buenasalud.net

0 comentarios:

EE.UU. – Una Mirada al impacto económico de las abejas

No todas las personas hacen una asociación directa de las abejas con la economía, sin embargo, la polinización es esencial para los cultivos agrícolas por lo que juega un rol importante en los costos de los alimentos. Durante las últimas dos décadas, las tarifas de polinización han incrementado, según investigadores de la Universidad de Carolina del Norte quienes hicieron un análisis comprensivo de los mercados polinizadores norteamericanos, según describe Walter Thurman, un economista agrícola y de recursos de la Universidad de Carolina del Norte y co-autor del artículo que describe este estudio. En 1990, las tarifas reales de polinización (según el valor del dólar en 2009) para los cultivos de miel estaban por debajo de los 20 dólares, mientras que las tarifas para otros cultivos se valoraban en 40 dólares. Para el 2009, las tarifas para cultivos melíferos subieron a 35 dólares y para los otros cultivos llegaron a 70 dólares. La polinización de abejas es esencial para los cultivos agrícolas en Estados Unidos. Algunos cultivos como tréboles y arándanos pueden ser polinizados si se les permite a las abejas tener reservas y producción de miel, según la Universidad de Carolina del Norte. Otros cultivos agrícolas tales como las manzanas y las peras generalmente no son fuentes de producción de miel para las abejas. Un cultivo en particular, las almendras, pertenece a una clase por sí solo. Durante la polinización, los productores de almendras llevan tal cantidad de abejas a huertos de almendras que las abejas no producen miel y deben ser alimentadas por los apicultores quienes por lo general les dan una solución azucarada. Las tarifas de polinización de almendras se encontraban alrededor de los 50 dólares en 1993, hoy en día han subido a 150 dólares para el año 2009. Fuente: Triangle Business Journal

0 comentarios:

Zumbad, zumbad sobre los dones de la tierra, familia de oro, multitud del viento, sacudid el incendio de las flores, la sed de los estambres, el agudo hilo de olor que reúne los días, y propagad la miel sobrepasando los continentes húmedos, las islas más lejanas del cielo del Oeste. Sí: que la cera levante estatuas verdes, la miel derrame lenguas infinitas, y el océano sea una colmena, la tierra torre y túníca de flores, y el mundo una cascada, cabellera, crecimiento incesante de panales¡ Pablo Neruda

0 comentarios:

A lo bonvivant: ¡La miel también se cata!

En nuestro país cada vez se populariza más el término de las catas y actualmente son frecuentes estas actividades, al igual que más grandes los grupos de personas interesados en el tema. Sin embargo, el catado en la mente del común sigue siendo casi territorio exclusivo para los vinos, y otros pocos lo asocian también con la gama de bebidas alcohólicas de alto nivel como el whisky y rones de calidad. Realmente casi cualquier alimento se puede catar, pues se trata de una exploración a través de los sentidos: Observamos, para verificar colores, brillos y pureza. Olfateamos en busca de aromas más allá de los que comúnmente asociamos a ese producto. En algunas oportunidades utilizamos nuestras manos para tener sensaciones de textura, y en otras pocas el oído cumple una función. Finalmente siempre terminamos saboreando y descubriendo el producto en nuestro paladar, para compararlo con similares y concluir en lo que realmente nos interesa, saber que nos gusta y cuales sabores no son de nuestro agrado. Pocas experiencias me parecen tan exclusivas y dignas de un BonVivant como catar mieles. Realmente es tan de buen gusto, y tan excitante al paladar que uno se siente de “alcurnia” Es por ello que me emociona haber podido organizar, y más aún disfrutar esta cata de mieles. LA CATA DE MIELES Catar mieles tiene más que una explicación, lo principal, y lo que muchos no saben es que la miel varía su sabor dependiendo de la planta o flor que la abeja esté libando. Por ende encontraremos miles de sabores distintos dependiendo de las flores a las cuales las abejas tengan acceso. De ahí debe derivarse una especie de regionalización de la miel, ya que hay flores que predominan en ciertas zonas y escasean en otras, dando exclusividad de esos sabores a esa región. Por otro lado, la miel es el tesoro mejor guardado del mundo gastronómico, su delicioso sabor y sus propiedades la hacen estar entre los alimentos preferidos de los sibaritas, sin embargo en muchos casos aún es renegada por el colectivo como si se tratara de un alimento poco complejo. TIPOS DE MIELES Básicamente se distinguen 2 grandes grupos de mieles. Las monoflorales, aquellas en la que la abeja liba una flor, o al menos el 60% proviene de esta flor predominante. Y la multiflorales o mieles de mil flores, cuando hay mucha floración en la zona y no hay dominio de una en particular. LOS MITOS DE LA MIEL Al igual que el vino, sobre la miel se entretejen muchos mitos que intentan dar pautas de cómo saber si una miel es de calidad o no, pero realmente no van más allá de mitos. La experta en la materia Elvira Fernandez se encargó de despejarnos esas dudas en una cata hace poco y nos comenta: Que la miel pura no cristaliza, esto es falso, pues toda miel debe cristalizar al ser una composición con tan solo 18% líquido. ¿Cuántas mieles hemos desechado al cristalizarse pensando que son adulteradas? Otras personas tienden a guiarse por la rapidez en la que sube la burbuja al voltear la botella, lo cual tampoco es un indicador de calidad, pues Fernández nos aclara que las mieles de época de lluvia son más húmedas, por ende menos viscosas y la burbuja corre más rápido. Mientras las de verano al tener más viscosidad cuentan con una burbuja más lenta. Tampoco funciona guiarse por el color y buscar ese tan apetecido ámbar brillante. No es cierto que las mieles oscuras sean rendidas con papelón, pues hay muchas así naturalmente, encontraremos mieles tan claras como la de trébol como oscuras tipo petróleo como la de caña. CATANDO En esta actividad de catas mieles Alvearium nos muestra 4 productos: Miel de flor de Mastranto: De color amarillo ámbar, su aroma floral impregna rápidamente todo el olfato. Es poco viscosa, y en el paladar se muestra como una miel de sabores suaves. Miel de Acacias: Es ámbar un poco más oscura que la anterior, y en nariz me sorprende con sus aromas marcados a madera de barrica, además es bastante especiada en aromas, especias que luego se trasladan al paladar al probar este producto bastante untuoso. Miel Multifloral: Nos explican que esta miel que probamos tiene predominancia de Morichal, Yerba dormilona y Mastranto. En nariz es bastante mineral, me recuerda a la sal marina y piedra de rio. Mientras en boca me impacta de buena manera con sabores que rememoran al papelón con ciertas notas saldas que la hacen exquisita. Miel falsa Adulterada: La cata cierra con una miel que en aroma nos es bastante familiar con algunos rasgos acaramelados y de color ámbar muy brillante que engaña pues aparenta calidad. Su sabor es muy dulce y empalagoso ya que dura mucho en el paladar, además de ser muy pegajosa en boca. Nos explican que cuando uno comienza a consumir mieles de calidad, pronto desarrolla un olfato y paladar que le permite identificar cuando un producto es adulterado. Si quieren saber más de mieles sigan a @MielesAlvearium y sobre catado mi cuenta personal @GabrielBalbas Gabriel Balbás / @Gabrielbalbas En: La Región

0 comentarios:

¡Con proyecto rescatan abejas!

El desconocimiento y el ataque generalizado a los bosques, pone en riesgo de extinción a una de las variedades de abejas melíferas sin aguijón, que por desconocimiento y falta de estudio agronómico y de zoología no son vistas como parte importante del medio ambiente, aunque aún se localizan en viejos árboles de la zona rural tabasqueña y algunas casas viejas. De acuerdo a Mauro Cristian de la Cruz Rodríguez, experto en abejas melíferas, el insecto de apenas 5 milímetros de tamaño, podría ser una fuente importante y de gran ayuda para el mantenimiento de la polinización de los bosques que sucumben ante la deforestación, con lo que también se acaba el ciclo de la pequeña especie, que se suma a la actividad de otras abejas como la "Mosca Real" y otras especies también amenazadas. Este especie reúne por lo menos 5 litros de miel al año, y ayudan a mantener la polinización de las plantaciones de todo tipo, que incluyen los sembradíos de maíz, afirma el experto, sin embargo las otras especies de mayor tamaño, compiten con la mellifera adasoni, en la producción. Es común observar a la pequeña abeja, en los troncos de los árboles, lo que confirma su presencian en la zona rural, sin embargo, su hábitat es atacado por la tala inmoderada y la ambición de los habitantes de los ejidos, en hacer crecer las áreas de pastoreo, lo que condena a la esterilización de los campos. Ya se aprovecha en Yucatán Los aspectos importantes del desarrollo de una actividad melífera que podría ser rescatada en Tabasco, se llevan a cabo entre las universidades de Veracruz y Yucatán. De acuerdo a un informe divulgado por ambos campus, la especie Melipona, forma parte de un proyecto en operación, que deja muchas ganancias, a la vez que rescata la tradición milenaria de la aplicación de la miel. El proyecto fue aplicado desde el 2003, por Genaro Cocom, de la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de Yucatán, lo que sirve de ejemplo para aquéllos que consideran vital el salvar las especies endémicas, que ofrecen miel a cambio de la protección a su hábitat. Aunque en Tabasco, se pueden observar en las casas rurales, algunos meliponarios rústicos en el que habitan las abejas miliponas, nada se hace para producirla en mayor escala, como lo realizan Veracruz y Yucatán. Por: Mario Alberto Mendoza Agencia: Tabasco HOY

0 comentarios:

Copyright © 2013 Mieles Alvearium C.A and Blogger Themes.